UCAM Murcia CF no puede con el Torremolinos en La Condomina (2-2)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

Se ve al UCAM que puede ser con Molo, pero pesa más el que todavía es. Un equipo nuevo, que está haciéndose, que puede ponerse dos veces por delante pero ser empatado en ambos casos. Sin continuidad ni contundencia para hacer buenos los goles de José Fran y Yasser, los universitarios no pasaron del 2-2 ante el Juventud Torremolinos, un ascendido que sigue compitiendo en Segunda Federación (sigue invicto con 6 puntos de 12).

Lo que puede ser el UCAM es un equipo que lleva la iniciativa, agresivo para ser vertical y presionar arriba. Así llegó el 1-0. Recuperó la pelota en campo contrario, conectó con Alfredo y su pase atrás lo remató José Fran dentro del área. La puesta en escena universitaria, jugando con intensidad y ritmo, se reflejaba también en el marcador. Pero concedió el empate con facilidad. Perdió un balón en salida y no pudo despejar el centro de Amaya para el cabezazo de Alexis. El Torremolinos había empezado a entrar en el partido y finalmente lo igualaba.

Eso sí, el UCAM supo adelantarse por segunda vez. Yasser, liberado con la entrada en el once de Vicente Romero, pudo descolgarse repetidamente en ataque y en su tercer disparo marcó con un gran derechazo. Los de Molo, tras una fase incómoda, recuperaban el control y cerraban la primera parte otra vez en buena línea y con alguna buena jugada más en ataque. Esa discontinuidad siguió en la segunda parte.

No pasaban muchas cosas tras el descanso, pero el UCAM empezó a llevarse algún susto. Alexis tuvo el empate dentro del área, en una pugna con Fran Lara y frente a Pau. Otra vez el delantero del Torremolinos rozó el gol en un doble cabezazo del equipo en el área. Al UCAM le fallaba la contundencia y la comunicación. Finalmente, Castillo puso de penalti el 2-2.

Molo intentó reactivar al equipo. Manu Ramírez reapareció y Chumbi debutó, pero el joven Isa Drammeh se lesionó con todos los cambios hechos. El UCAM se quedaba con 10 y la reacción ya no llegó. El empate tampoco lo iba a romper un Torremolinos que daba por bueno el punto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *