El Mar Menor suma la cuarta victoria consecutiva en Cádiz (1-3)

El Mar Menor FC  de Pedro Alburquerque sólo sabe ganar. En esta ocasión su víctima fue el filial del Cádiz CF. El cuadro de San Javier suma su cuarta victoria consecutiva y se consolida como líder del grupo.

Arrancó fuerte del filial amarillo acumulando alguna ocasión. Un par de córners seguidos y control de la situación a través del dominio de la pelota. En los primeros minutos de partido, Curro y Óliver, en el 10 y 17, respectivamente, vieron la cartulina amarilla.

Se sobrepasó el ecuador de la primera mitad con la misma dinámica de partido, el Mirandilla dominando la posesión y realizando buenas acciones ofensivas, sin embargo, no todos los centros encontraban rematador.

En el minuto 28, Quim Araujo recogió una segunda jugada dentro del área tras saque de esquina para poner el 0-1 en el marcador. Sin tiempo para reaccionar, el Mar Menor encontró el 0-2 con una volea de Cifu tras un despeje al centro. El Mirandilla intentó reaccionar pero las acciones ofensivas no fueron tan claras como al principio. El Mar Menor cerró bien en defensa. Así se llegó al tiempo de descanso.

El inicio de la segunda parte, un cambio para cada equipo. Dani García entró sustituyendo al amonestado Curro. A los cinco minutos, Vázquez empaló una volea para poner el 0-3 en el marcador. De la Rosa entró sustituyendo a Joel Jorquera en el minuto 53 de partido.

En el 60 de partido, M. Diarra marcó el 1-3 para recortar distancias con un disparo que tras tocar en un rival, entró con suspense en la meta de Yelco Ramos. En el 65, Alberto Cifuentes realizó un triple cambio para buscar la meta rival, entraron: Luka, Moussa y David Gómez, salieron: Mwepu, Algarra y Kikín.

El Mar Menor poco a poco fue pausando el partido, en una fase de partido con interrupciones y un ritmo de partido bastante bajo. Aún así, el Mirandilla siguió sirviendo centros y algunos córners, pero sin remates claros a portería. El cuadro murciano cerró espacios con el bloque bastante replegado en fase defensiva.

En el minuto 88, De la Rosa, con contacto, cayó dentro del área rival. El colegiado entendió que no hubo nada. Con una sensación de querer y no poder, especialmente por la desesperación de los últimos minutos, se llegó al final del partido sin claridad alguna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *