Jimbee FS Cartagena busca «seguir vivo» en Valdepeñas con el regreso de Andresito

El Jimbee Cartagena tratará de lograr este domingo en Ciudad Real su pase a las semifinales de la Liga en la Primera División de fútbol sala, para lo cual tiene que remontar un resultado adverso de 1-2 frente al Viña Albali Valdepeñas en un encuentro en el que podrá volver a contar con Andrés Alcántara «Andresito» casi tres meses después.

El encuentro de vuelta de esta serie de cuartos de final comenzará a las ocho de la tarde en el pabellón Virgen de la Cabeza y los de Eduardo Sao Thiago Lentz «Duda» lo iniciarán sabiendo que deben ganar por dos o más goles de diferencia pues la victoria mínima tras una hipotética prórroga no les valdría para alcanzar su objetivo.

El 1-2 registrado en el encuentro celebrado el miércoles en el Palacio de los Deportes de Cartagena no es ni mucho menos definitivo, pero obliga al Jimbee a mejorar sus prestaciones en un escenario en el que cayó por 3-1 en el partido de la fase regular liguera.

«Fue una ocasión perdida después de ir ganando el partido y, tras la sensación de decepción que nos quedó, sabemos que no está perdido y que somos capaces de conseguir la victoria y tenemos muchas ganas de que no sea el final de la temporada», ha reconocido Rafael García «Bebe», jugador del cuadro melonero.

«Debemos cambiar la mentalidad y aprender de los errores sabiendo que es una cancha muy difícil en la que no hay nada que reservarse y la intensidad marcará mucho. Con un ritmo de juego alto podemos hacer sufrir al Valdepeñas», ha añadido.

En Ciudad Real se espera un pabellón repleto y a eso también se ha referido el cierre andaluz.
«El ambiente que nos encontraremos es un extra de motivación y debemos tener la cabeza fría para controlar la situación en un pabellón en el que el público tratará de sacarnos de quicio», ha declarado.

Para este nuevo compromiso Andresito tendrá la oportunidad de reaparecer después de haber dejado atrás la lesión que sufrió el 15 de marzo.
El ala cordobés ha vuelto a entrenar con el grupo casi tres meses después de tener que parar por culpa de una lesión. Fue precisamente en su ciudad natal donde tuvo que retirarse de la pista del Córdoba Patrimonio de la Humanidad debido a una rotura en la unión miotendinosa de su cuádriceps producida en el mismo momento en el que marcó el gol que supuso el 4-4 final.

Desde entonces y durante 13 semanas Andresito se puso en manos de los servicios médicos del club para someterse a un proceso de recuperación que ha llegado a su fin.

De este modo, sólo queda Javi Mínguez en una enfermería que llegó a tener también como lesionados de larga duración a Juan Gaspar Hernández «Juanpi» y a los brasileños Guilherme Meira y Simi Saiotti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *