Él Águilas FC se hunde ante el Mancha Real (5-0)

Partido determinante para el Águilas en su lucha por abandonar con garantías la zona baja de la tabla. En este caso visitó al Mancha Real, un equipo jienense que dominó los tiempos y entró de cara al duelo en su feudo. Tanto fue el ‘efecto pisonadora’ que no se cumplió ni el minuto dos cuando los de Gaspar Campillo recibieron un gol en contra. Fue gracias a un centro lateral, donde Fenol estuvo mal en la marca y Juanca remató a placer con la cabeza (1-0).

Con este mazazo inicial, el Águilas bajó otro peldaño más, si cabe. Cristo, uno de los recién incorporados peleó por recibir balones, pero el juego se atascó en el centro del campo y los blanquiazules terminaron por volverse transparentes, acusando una gran falta de intensidad y nulo juego.

Conforme pasaban los minutos, un balón al palo de Cristo encendió las alarmas del rival. Un potente derechazo del futbolista del Águilas fue el encargado de sumar buenas sensaciones, aunque la imagen de los visitantes distó mucho de lo que se esperaba del equipo.

A la vuelta de vestuarios salieron Araujo y Mounir. Pero lo esperado, que era empezar a carburar en ataque, se volvió en contra de los aguileños. Con un minuto y medio jugado en la segunda mitad volvió otro bofetón para los de Campillo, que ya no levantaron cabeza ni en juego ni sensaciones.

Si hubo algún destello de mejora antes de vestuarios, el Mancha Real hundió al rival con un error garrafal de Uri. El central se la cedió a Buigues de cabeza, pero se quedó corto en la entrega y Urko Arroyo aprovechó para rebañar la pelota. Sin nervios algunos, metió la pelota en la red murciana (2-0).

No fue el último tanto en contra del Águilas, aún quedó margen para seguir cayendo dos minutos después. Quesada anotó el tercero gracias a un centro lateral donde el capitán del equipo jienense anotó con solvencia, pero para más dolor de cabeza, llegó el cuarto por culpa de Mauro de libre directo. No llegó el golpe de efecto para los visitantes, que estuvieron totalmente desnortados.

Para culminar la humillacion del Mancha Real al Águilas, el quinto tanto fue de Jose Enrique con poco menos de 10 minutos para el final del duelo. Este 5-0 no fue más que una ‘bolita’ más en el ábaco de dianas que recibieron los de la Región de Murcia en un encuentro para olvidar y donde solo se pudo salvar una acción de Cristo con un gol que fue anulado. Fuente https://cadenaser.com/emisora/2022/01/23/radio_murcia/1642960288_358592.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.