El Real Murcia no da la talla ante el Pulpileño (1-1)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

Carrasco lleva tres goles y otros dos anulados en siete jornadas. Y no ha tenido muchas oportunidades más. Exprime cada balón en el área. En una tarde de escasas ocasiones, aprovechó un error defensivo para poner el 1-0 que parecía avanzar otra victoria del Real Murcia, pero otro goleador también acertó y Cristo García empató el partido para el Pulpileño (1-1), primer equipo que esta temporada puntúa en el Enrique Roca.

El Pulpileño empezó mejor. Tuvo la primera llegada del partido con un centro de Cristo García, que jugó en la banda izquierda. La delantera quedó para Diego López, que a continuación disparó fuera. Los de Sebas López tocaban y el Murcia, con más problemas con el balón, intentaban presionar su salida de pelota y probarse a balón parado. Erick, habitual suplente, no se complicaba por alto y despejaba sin más pretensiones.

Con más situaciones a balón parado, el Murcia fue metiéndose en campo rival. Controlaba más el partido, dominaba más la posesión, pero no profundizaba. Acabó el primer tiempo sin disparar entre los tres palos. No hubo desequilibrio ni acierto en los centros. El Pulpileño se defendía bien en su campo y cerró la primera parte con otro remate de Diego López.

La segunda mitad empezó por el mismo camino, pero Carrasco aprovechó media ocasión. Un error defensivo le dejó delante de Erick y la pelota entró con suspense. Primer gol desde que Antonio López está de baja por una taquicardia. No faltó la dedicatoria. El Pulpileño tenía que dar un paso adelante. Javi Areso remató ante Serna y Diego López rozó el empate. Se tenía que exponer y con más espacios el Murcia podía sentenciar.

Sebas López buscó retoques en ataque. Cristo García se puso de ‘9’ y Diego López bajaba para jugar en el mediocampo. Con el rápido goleador ya en punta llegó el empate. Fue con un pase en profundidad resuelto con una gran volea. El Murcia necesitaba otro gol justo después de haber sustituido a Carrasco. Dani García soltó un derechazo cruzado que pasó cerca de la escuadra y Cristo García dio otro susto. El Pulpileño fue agotando sus cambios, con la salida de Cristo Martín y García, y Ganet reclamó penalti. Boris, al primer palo, tuvo la última ocasión. Ya no estaban los goleadores. Por ellos todo quedó 1-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.