Rubén Castro conduce la remontada del FC Cartagena en Amorebieta (2-3)

El FC Cartagena sumó su segundo triunfo consecutivo de la temporada tras vencer en un encuentro trepidante al Amorebieta. Los locales, que aún no habían perdido en su estadio, vieron como el tanto de Álex Gallar en el tramo final servía para que los de Luis Carrión se llevaran los tres puntos. Fue una victoria de coraje, ya que el Efesé tuvo que igualar hasta dos desventajas (anotaron Olaetxea y Larra). Y lo hicieron gracias a dos tantos de Rubén Castro, el primero una obra de arte del punta canario. La fiesta la redondeó Gallar ya en el añadido del partido.

El Amorebieta empezó el encuentro apretando arriba a un Cartagena que aunque estaba bien plantado no estaba cómodo en el césped. De hecho los de Íñigo Vélez se adelantaron en el marcador con el tanto Olaetxea de cabeza. Pero reaccionó rápido el Efesé con una obra de arte de Rubén Castro, que cazó de chilena un balón caído del cielo para poner el empate. Así se llegaría al descanso en un partido con mucha intensidad.

En la segunda parte se volvió a adelantar el equipo local. Larra cazó una volea en la frontal del área para batir a Marc Martínez que nada pudo hacer y que minutos antes había salvado al equipo con una gran parada. Tocaba volver a remar contracorriente… Y el equipo se rehizo otra vez. De nuevo Rubén Castro, tras asistencia de Cayarga, ponía las tablas en el marcador. Y el éxtasis llegaría al final, cuando Ortuño, con un taconazo de bandera, dejaba solo a Álex Gallar delante del portero para marcar el 2-3 definitivo.

Fue la repetición de otros partidos anteriores en las Instalaciones del Athletic Club en los que el ‘Amore’ hace más méritos que el rival pero no acaba ganando. Este sábado incluso sufrió su primera derrota en casa de la temporada.

El Cartagena sumó tres puntos que le aupan provisionalmente a los puestos de promoción de ascenso gracias a la calidad en la definición del ‘cuarentón’ Rubén Castro -su tercer doblete del curso- y a una jugada primorosa entre Alfredo Ortuño y Gallar.

El Amorebieta, lanzado por enormes centros de Iker Seguín y goles de Olaetxea y Larrazabal, este otro golazo, vio como se le escaparon los puntos que tenía ganados y que le dejan varado en la parte más baja de la tabla con solo 7 puntos en diez partidos.

Tras la derrota de la jornada anterior ante un Tenerife en inferioridad numérica, Iñigo Vélez de Mendizabal optó por cambiar a medio equipo, aún sin variar su habitual 5-3-2 inamovible.

Quizás para contrarrestarlo, Luis Carrión optó también por tres centrales en un 5-2-3 con solo un cambio de hombre respecto al once que goleó al Ibiza (5-1). Obligado por la sanción a David Andújar.

Con esos planteamientos, el partido arrancó intenso, como suele ocurrir esta temporada en Lezama. A los 30 segundos el Amorebieta ya había rematado a puerta, en el minuto 6 Saizar hizo un claro penalti a Daunda que invalidó un fuera de juego previo del delantero ghanés y en el minuto 20 el marcador reflejaba empate a un gol.

Abrió el marcador en el minuto 13 en una jugada que repitió el Amorebieta, saque de banda de Seguín apoyándose en un compañero para buscar un centro al área. El lateral la puso al segundo palo y Olaetxea ganó la acción aérea a Berto Cayarga para batir a Martínez.

Se tomó la revancha el extremo -hoy carrilero- asturiano protagonizando la jugada del empate. Una diagonal con disparo desde el vértice del área que dio en Markel Lozano y Arregi antes de que Rubén Castro aprovechas el balón caído del cielo para enganchar una descomunal chilena a la red.

Siguió intenso el choque, con otros buenos centros de Seguín, más llegadas azules y para de fuertes disparos de Obieta y Larrazabal que acabaron en córner a poco del descanso.

Con otros dos disparos zornotzarras arrancó la segunda mitad, pero los duros envíos de Orozko, rematando una buena combinación entre San Jose y Larrazabal, e Iker Bilbao se encontraron con un atento y firme Marc Martínez.

No cejó el ‘Amore’, que mantuvo la iniciativa y aprovechó un asedio de un minuto con dos córneres botados por Seguín para volver a ponerse por delante. A punto estuvo de hacerlo en el primero Luengo, con un cabezazo que obligó a una gran parada a Martínez, pero lo hizo Larrazabal, que empaló una gran volea desde al frontal al balón despejado por los hoy de rojo.

No les sirvió a los azules esa nueva ventaja, ya que cometieron el error de darle una segunda oportunidad. Que aprovechó con su sangre de hielo para buscar un hueco entre la poblada defensa local y lograr el 2-2, a pase de Barto Cayarga.

Pudo marcar el 3-2 el Amorebieta en un doble remate de Etxaburu y Aldalur, pero entre el larguero, en el primer remate y Marc Martínez, con otro paradón lo impidieron.

Pero lo que llegó, ya en el descuento, fue el 2-3. En una preciosa contra en la que Ortuño dejó con un taconazo solo a Gallar para que batiese a Saizar en el mano a mano.

Aún pudo el Amore marcar el 3-3 en el minuto 94, pero a Guruzeta se le marchó cruzado un dispara parecido al de Gallart tras un gran pase de San José que le dejó solo a la espalda de la defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.