El Real Murcia se hunde en Linares y deja muy tocado a Adrián Hernández (2-0)

El Real Murcia entra en la UCI después de una dura derrota frente al líder, Linares Deportivo, en Linarejos en un partido en el que los granas sólo han aparecido, con cuenta gotas, en unas pocas acciones en un encuentro dominado desde el minuto cero por los de Alberto González. El conjunto grana ha deambulado sobre el terreno de juego. El equipo de Adrián Hernández, que está al borde de la destitución, ha mostrado sus vergüenzas ante un rival que se ha mostrado muy superior. De salida el técnico grana ha vuelto a revolucionar la alineación apostando por Gurdiel y Molinero como laterales además de cambiar el centro de la defensa, colocando a Miguel Muñoz, por el sancionado Edu Luna, y Baro Moreno por Antonio López.  Alberto Toril, con sólo un par de entremientos en la semana, ha vuelto al once inicial.

El equipo visitante no estuvo nunca en el partido, sin tener claro cual era su propuesta de juego y sin encontrar nunca su sitio en el campo y dejando demasiadas dudas sobre lo que puede ser su futuro en esta temporada. El entrenador no encuentra el camino para recuperar el crédito y la ilusión con una plantilla que ha sido totalmente reformada en el mercado invernal. Lejos de mejorar el equipo va a menos y la afición se ha mostrado muy crítica a través de las redes sociales tras presenciar la imagen de su equipo en Linarejos.

El Linares arrancó poniendo cerco a la portería de un desafortunado Champagne. El Real Murcia se defendía como podía y su única propuesta era el balón largo para intentar sorprender a la defensa local. En el minuto 21 ha llegado la jugada que ha marcado el resto del partido y es que el lateral Adán Gurdiel ha realizado una dura entrada en el centro del campo que el colegiado ha castigado con una cartulina roja directa. Esta situación ha terminado de romper a los granas ya que el entrenador se ha visto obligado a recomponer el equipo poniendo en el terreno de juego a Antonio López por Toril, quien también había mostrado algunos problemas físicos.

Hasta el descanso el Real Murcia, cada vez más encerrado en su área, se defendía como podía. Las ocasiones de gol del líder iban cayendo aunque no lograba batir al portero grana. En la recta final ha despertado el equipo grana que intentó acercarse a la portería de Razak, hasta ese momento un simple espectador. A pesar de las malas sensaciones se llegó al descanso con empate sin goles que era la mejor noticia para un equipo totalmente roto y fuera del partido como los murcianos.

A la vuelta de los vestuarios la situación comenzó a complicarse más ya que, tras poco más de un minuto de juego, el Linares aprovechó la primera acción de ataque para abrir el marcador y terminar de hundir a un rival que no daba la talla. El central Josema aprovechó, tras un lanzamiento de esquina, para hacer el 1-0 y abrir comenzar a abrir una brecha importante sobre sus perseguidores en la clasificación. 

En el minuto 55 de juego Adrián Fuentes tuvo la opción de marcar el gol del empate en la que Razak estuvo muy afortunado para impedir el 1-1. En la jugada posterior Hugo Díaz hizo el 2-0 que servía para cerrar el partido.

El encuentro fue muriendo poco a poco. Los granas mostraron su impotencia y de este partido sólo se puede salvar la capacidad de pelea de Adrián Fuentes. Fuente www.cope.es/murcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *