El Real Murcia no da la talla ante un Lorca Deportiva que fue mejor (1-1)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

El Real Murcia juega al triple, pero así no acertará. Que pueda acabar con cualquiera de los tres resultados multiplica los fallos y desaprovecha ocasiones para reivindicarse desde arriba. Hablamos de 5 victorias, 4 derrotas y 4 empates, el último ante un Lorca Deportiva (1-1) que lleva 11 meses sin ganar, pero que dominó a los granas en la segunda parte. El Murcia quedó noqueado cuando el equipo de Juanjo Asensio, con la ayuda de una mano, igualó el 1-0 que se había inventado Carrillo antes del descanso.

Adrián tiene un Murcia diferente. Antes, con dos puntas, era más físico y  directo. Ahora es más técnico, juega con un solo punta y si ese ‘9’ es Adrián Fuentes más tiene opciones al espacio. Mucho de eso se vio cuando Verza sacó el balón desde atrás, Carrillo participó en la creación y Adrián Fuentes estrelló su remate en el larguero. Poco después, el delantero, debutante, casi se queda solo con un pase al espacio de Carrillo. Los de Adrián buscaban la profundidad ante un Lorca Deportiva que también llegaba. Lo hacía con Dani Vega, cuyo remate Champagne evitó un gol. Era un partido entretenido. Ambos proponían y tenían opciones.

Adrián Fuentes seguía dando una buena impresión. El potente delantero mostró chut cerca del área y desborde a campo abierto. El otro ‘9’, Carrasco, permitía generar jugando de espaldas. El Murcia fue a más y acabó mejor la primera parte. Segura, con otro buen centro en su regreso al once, dejó a Gurdiel en boca de gol, pero el lateral no pudo superar a Carlos Molina. Verza, en el rechace, remató alto. Entonces Carrillo se metió el partido en el bolsillo por puro talento. Pinchó un balón en el área y le tiró un caño al portero para poner el 1-0. Y casi fabrica el segundo cuando se marchó de varios rivales y puso un balón despejado cerca de la línea de gol.

Una jugada con volea final de Verza invitaba a pensar en la misma dinámica en el comienzo de la segunda parte, pero todo cambió cuando el Lorca Deportiva empató mediante una mano clara que ni el árbitro ni el asistente vieron. Un Murcia incrédulo se metió en el pozo. Estaba fuera del partido y los de Asensio se hicieron con el mando. Mustafá, una joya que ha llegado al Lorca Deportiva, calentó los guantes de Champagne. Los granas no salían de su campo y solo contaban con un disparo de Molinero en un contragolpe.

El Murcia se mostraba vulnerable ante un Lorca Deportiva con confianza. Mustafá seguía desequilibrando. Vega volvía a buscar la portería y Champagne le negó otra vez el gol. Los granas tardaron mucho en acercarse a Molina y lo hicieron como pudieron. Sumaron acciones a balón parado, con varios saque de banda de Molinero buscando el área. Buscando, en definitiva, que pasara algo. Un chut de Verza, con el añadido cumplido, fue la última opción. El Lorca Deportiva dio lo mejor que puede dar ahora. El Murcia no lo hizo. Le salva que el grupo es tan inestable como él mismo. Cualquier resultado es posible.

Adrián Hernández
Juanjo Asensio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *