Grave tropiezo del Real Murcia ante el Betis Deportivo (0-2)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

Le estalla lo de Chumbi pero gana en Granada. Puede meter brecha arriba y hace el peor partido de la temporada. Así es el Real Murcia y no pasó nada que no haya pasado otras veces. Esta vez podría haberse metido entre los tres primeros, y distanciando a sus predecesores, pero perdió en un muy mal partido ante el Betis Deportivo, uno de ellos, que encima le adelanta. Nada le salió ante un filial verdiblanco que marcó dando incontables pases para el 0-1 y contragolpeando para el 0-2. No hubo fútbol para levantar eso.

Curto finalmente estuvo con sus compañeros y estos lo estuvieron con el delantero en la banda, durante el minuto de silencio por la muerte de su padre. Un detalle bonito. Una imagen bonita. La única. Porque el Murcia empezó agresivo, buscando arriba a los chavales verdiblancos hasta que estos empezaron a tocar. Querían sumar pases y cuando se perdió la cuenta llegó el 0-1. Una pared por banda derecha, un centro y Calderón recibió en el segundo palo para cruzar el remate. Ahí encontró el Betis Deportivo la profundidad que quería negar un Murcia en 5-3-2. Gurdiel e Iván Pérez jugaban juntos por primera vez y Adrián volvió a los carrileros. Y con Pedrosa de segundo punta.

El Murcia reaccionó pasando al ataque, pero quitando un disparo de Toril que atrapó Carlos Marín hubo poco más. Tenía muchos problemas para generar juego. No pasaba de un disparo precipitado de Abenza. Además, la calidad de chicos como Calderón o Yassin Fekir cargó de amarillas a los granas. Edu Luna, Abenza, Miguel Muñoz y Youness fueron amonestados. Los dos últimos se marcharon en el descanso para que entraran Segura y Curto. Cambio de sistema.

Los de Adrián tenían que llevar el peso del partido y necesitaban soluciones que no llegaban con el 4-4-2. No lograba llegar al último tercio de campo y generar ocasiones. No tenía claridad ni acierto. Pero estaba en el partido por la distancia mínima. Hasta que en un contragolpe llegó el 0-2. Una pérdida en mediocampo lanzó al Betis Deportivo y Raúl definió en boca de gol.

Quedaba casi medio hora, pero los granas atacaron muy mal. Nunca crearon peligro. Ni por empuje. La entrada de Sandoval significó una diferencia. Tampoco había acierto a balón parado y Curto envió fuera un libre directo. La derrota pudo ser más amplia después de otra pérdida por dentro, pero Champagne lo evitó en un mano a mano. Así se escaparon los minutos. Si antes no había fútbol para empatar, ahora tampoco quedaba tiempo. Una gran decepción del Murcia por resultado y juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *