Úrsula Ruiz: «El coronavirus no me a va forzar a dejar la competición»

La lanzadora de peso lorquina Úrsula Ruiz, quien es a sus 36 años la atleta que más veces ha sido campeona de España a nivel absoluto al ganar 23 títulos, está viviendo el confinamiento obligado por la expansión del coronavirus en la casa de campo que sus padres tienen en la pedanía de La Torrecilla y desde allí ha dejado claro que esta pandemia no la retirará.

“El coronavirus no me va a parar y no lo dejaré de una forma tan poco poética”, ha afirmado Ruiz, quien lleva ganando todos los títulos nacionales en su disciplina desde 2008 al aire libre y desde 2010 en pista cubierta.

La lanzadora viajó desde Málaga, donde vivía y entrenaba bajo la supervisión de Tomás Fernández, hacia su tierra cuando se supo que se declararía el estado de alarma por la crisis sanitaria que azota al país y al mundo.

La integrante del club Valencia Esports está encerrada pero sin dejar de prepararse. “Entrenar me da la vida y aquí tengo creado mi propio espacio para hacerlo, pues puedo lanzar y hacer ejercicios de fuerza con el material con el que cuento, por lo que creo que podré mantener más o menos el estado de forma”, ha indicado.

Después de tantos años ligada a la alta competición y a lo que eso supone, Ruiz admite que “en el deporte de élite nadie regala nada” y resalta “la capacidad de mantenerme en el tiempo y de hacer un trabajo diario que da resultados”.

El parón de las competiciones le ha hecho perderse la Copa de Europa de lanzamientos, que iba a tener lugar en Portugal, y también cancelará otros eventos a nivel nacional.

“Yo tenía previsto participar en todo lo habido y por haber, pues mi objetivo era y sigue siendo clasificarme para los Juegos de Tokio y, puesto que por marcas es dificilísimo hacerlo -la mínima es de 18,50 metros, que es top 10 mundial, y su récord nacional es de 18,28, distancia a la que lanzó la bola en julio de 2017-, opto a lograr el pase por ranking y para eso hay que estar entre las 32 mejores del mundo».

«La pasada campaña la cerré en el puesto 39 y en esta me mantenía en torno a ese lugar y debo decir que me fui a Málaga precisamente para lograr ese objetivo, que es muy complicado pero lo buscaré con todas mis ganas”, ha manifestado Ruiz, habitual en Europeos y Mundiales y que disputó los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que fue decimosexta.

Con respecto al futuro, ha reconocido que “el adiós está ahí, a la vuelta de esquina, pero el momento me lo dirá”.

“No me he marcado la fecha y sería injusto acabar de esta forma tan poco poética. El coronavirus no me va a parar y que lo deje es algo que dependerá de mí misma y en este instante estoy a tope y con ganas”, ha añadido al tiempo que ha dejado un mensaje social en estos tiempos de incertidumbre y dolor:

“Es momento de obedecer y de reflexionar. Lo más importante ahora es lo que tenemos entre manos, más allá de lo deportivo, y todos volveremos a la vida normal con muchas ganas y la rutina será más apreciada, aunque yo ya lo valoraba mucho. Lo que está sucediendo impone mucho respeto pues hay gente que está muriendo por la enfermedad y para referirme a la respuesta de la sociedad en general utilizaría la palabra empatía”, ha concluido. Fuente www.cope.es/murcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *