Toril y Curto guían la remontada del Real Murcia ante el Don Benito (2-1)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

El Real Murcia buscaba goles y, concretamente, a sus delanteros. Encontró las dos cosas. Así se decidió el partido ante el combativo Don Benito (2-1), en las áreas y remontado. El inesperado gol del talentoso Abraham Pozo fue contestado por Toril y Curto, que aprovecharon sus ocasiones mientras que Tanis negaba a los puntas rivales, Agudo y Dani López.

Los granas sumaban tres partidos sin marcar en los últimos cuatro, los tres ante rivales de la mitad baja. Esos equipos se habían vuelto un problema. Y el Don Benito era uno de esos equipos. El Murcia empezó tomando la iniciativa, casi con el mismo once que venció al UCAM en el anterior partido en casa. La única diferencia fue la presencia de Curto, que se probó pronto. También lo hizo Dorrio, que ganaba las espaldas corriendo la banda o tirando una diagonal. Iván Pérez sumó otro chut para un Murcia que igualaba la intensidad habitual del Don Benito, que sí cambió en el once. Venía de jugar con tres delanteros y apareció con doble lateral.

Sin embargo, la primera gran ocasión fue visitante. Artiles casi marca de cabeza tras un saque de banda. Más tarde, Edu Luna rozó el gol en propia puerta al desviar un centro lateral. El origen de las pocas ocasiones dejaba claro que era un partido con pocos resquicios y concesiones. Eso sí, se fue poniendo de lado del Murcia cerca del descanso. Curto filtró un gran pase y Dorrio encendió los ánimos en un ataque rápido. Entonces, apareció Abraham Pozo para sorprender desde lejos. Para imponerse a todos aunque la dinámica del partido fuera otra. Al borde del descanso marcaba por segunda temporada seguida en Murcia.

Adrián metió a Toril y con un 4-4-2 el Murcia quiso atacar con más velocidad y siendo incisivo con Dorrio e Iván Pérez. Y con Toril empató. Ajustó su disparo al palo donde estaba Pedrosa en fuera de juego. Pero no se anuló. Abraham Pozo disparó al larguero en una falta y Artiles, en el segundo palo, vio cómo su remate lo sacaba la defensa. No falló Curto. Dorrio y Pedrosa conectaron con verticalidad y el rechace del portero le llegó al máximo goleador grana, tan bueno fuera del área como dentro. Después de este tanto, el Murcia encontró su mejor momento del partido. Tenía el balón y el ritmo.

El Don Benito tenía que arriesgar y lo hizo. Trinidad atacaba más que nunca y Tanis evitó el gol de Agudo en un cabezazo a bocajarro. No era suficiente y entró Dani López. Juan García metía delanteros y Adrián añadía centrales. Eso no evitó que en un ataque directo Dani López tuviera otra ocasión clara. Tanis apareció una vez más en un final muy apurado que el propio portero había querido enfriar. Se llevó una amarilla por pérdida de tiempo. De un modo y otro paró el empuje rival e hizo buenos los goles de sus delanteros. En las áreas se decidió el partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *