El Real Murcia sigue creciendo con los goles de Curto (1-0)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

Curto no falla. Si al primer disparo no marca solo es porque el portero se ha lucido. Pero si tiene una segunda opción, no hay lucimiento que valga. Lo sabe Becerra, que sufrió a un delantero con un repertorio rematador espectacular. Curto marcó y el Real Murcia ganó. Ya ha pasado cinco veces, las últimas tres en las últimas tres jornadas. El Murcia ganó al Córdoba (1-0) y por primera vez encadena tres victorias en Liga. Aleja aún más el descenso (11 puntos) y supera la barrera de los 30 puntos.

El Real Murcia era mucho más que lo que decía la tabla. Ahora que ha enmendado su inicio de Liga todo el mundo lo verá. De aquel punto de doce a un nueve de nueve. Esta vez tocaba un Córdoba con otro entrenador y con una plantilla en transformación. Se parece tan poco que ahora sí funcionaba como visitante (4 partidos sin perder con 3 victorias). Los de Agné no se iban a imponer esta vez. Querían rasear el balón, pero el Murcia iba arriba para presionar. Así llegó la primera gran ocasión. Un robo sobre Fidel Escobar dejó mano a mano a Curto, pero Djetei se cruzó a tiempo. El Córdoba no se imponía con el balón y su ocasión tuvo que llegar tras un error de Edu Luna. Tanis achicó y tapó el tiro del debutante Willy.

No todo era presión en el Murcia. También dispuso de la posesión y hasta tomó la iniciativa. Un buen pase atrás de Peque lo remató Meseguer con timidez. Los granas acumulaban acciones a balón parado. Estaban bien y llegó el gol de Curto. Fue de cabeza, a la segunda, tras una parada de reflejos de Becerra tras una tijera. Poco había del Córdoba para ser el equipo que es y para un quinto clasificado. Hasta que Cámara, De las Cuevas y Valverde no conectaron cerca del descanso no dejó nada especial. No se instalaba arriba y cada vez que intentaba ir hacia delante el Murcia le obligaba a correr hacia atrás.

Agné tomó decisiones. Cada cambio iba a ser más ofensivo. Moutinho entró por Xavi Molina y el partido cambió. Tanis apareció. No se dejó sorprender en un libre directo de De las Cuevas y brilló en la oportunidad más clara. Desvió un chut de Valverde y en el rechace, a bocajarro, sacó el remate de Willy. Siguió el peligro cuando el mismo Willy puso el pase atrás para la llegada de Zelu. El Murcia lo pasaba mal. Se veía desbordado. Moutinho, De las Cuevas… Los jugadores granas no llegaban a todo.

Y Adrián tomó medidas. Antonio López entró por Curto. Tres centrales atrás y Dorrio y Peque arriba. Parecía que el Murcia se preparaba para vivir replegado esperando la velocidad de ese doble falso ‘9’. Más aún cuando el Córdoba metió a Jesús Álvaro por José Antonio González, pivote recolocado como lateral izquierdo. Pero fue todo lo contrario. Los granas cortaron esa inercia y volvieron a estirarse. Dieron un paso adelante para acercarse otra vez a Becerra. El Córdoba se volcó del todo pero se le acabó el peligro. De hecho, el Murcia pudo aumentar su ventaja en un contragolpe que Legaz no pudo culminar. Lo peor ya había pasado. Y el gol de Curto, otra vez, iba a ser sinónimo de victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *