El sueño copero del Real Murcia sigue tras el triunfo ante el Rácing (1-0)

DAVID SORIA HERNÁNDEZ

Cualquier victoria viene bien tras una derrota, aún más si se sufrió hace dos días. Y el Real Murcia es más copero que nunca. Ganó la Copa Federación y también venció en su debut en la Copa del Rey. Suma más eliminatorias ganadas (6) que triunfos en Liga (5). El último éxito fue ante el Racing (1-0). Juanma Bravo aprovechó la primera ocasión grana y un rival desanimado y en descenso en Segunda no generó peligro en la segunda parte ni cuando aún estaba con 11 ni cuando ambos equipos se quedaron con 10.

El partido empezó animado. El primer susto lo dio el Racing, con un disparo de Barral que no atrapó Tanis, pero en el rechace hubo fuera de juego. Además, Nico Hidalgo amenazaba con descerrajar al Murcia, que sí iba a acertar. Juanma encontró un balón rechazado en la frontal y se decidió a disparar. Acertó. Los de Adrián se adelantaban e iban a tener opciones para aumentar la ventaja. La Copa del Rey comenzaba y no podía faltar Víctor Curto, el pichichi del torneo en la 17/18. El delantero juega muy bien y siempre parece cerca del gol. Iván Crespo evitó dos veces que marcara.

Además, Juanma pudo repetir en un córner y se desplegaba con exuberancia. El Murcia llegaba con facilidad en un partido abierto, copero. Armando casi anota en un libre directo y el Racing intentó por fin mostrar su superior categoría. Quería meter atrás a los granas y los laterales se proyectaban, con varios centros de Abraham Minero. Los de Cristóbal se instalaron arriba ganando segundas opciones y encadenando ataques. Barral casi llega a un centro de Abraham. Solo Olaortua, cabeceando un córner, inquietó de verdad a un ágil Tanis.

El partido fue menos alterno tras el descanso. El Racing dominaba más ante un Murcia replegado, pero se quedó con 10 por dos amarillas seguidas a Nkaka. Con un jugador más, los de Adrián seguían corriendo a los espacios y un buen pase largo de Algar lo hizo mejor Peque. Crespo evitó su gol. El equipo de Cristóbal no encontraba ideas en ataque y aunque seguía llevando la iniciativa no amenazaba.

Eso no cambió ni con tres delanteros tras la entrada de Jon Ander ni cuando Iván Pérez fue expulsado también por doble amonestación. La potencia de Álvaro se dejaba ver, pero se llenó de balón en una llegada grana. La grada ya celebraba el triunfo mientras que el Murcia consumía el añadido con dos faltas sobre Juanma y el combativo Álex Melgar. Un cabezazo de Jon Ander asequible para Tanis fue el mayor peligro. El Racing sigue sin ganar como visitante. El Murcia continúa brindando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *