Aketxe y Barbosa dan la victoria a UCAM Murcia CF ante el Talavera (2-0)

David Soria Hernández

Se es lo que se demuestra, dijo en su presentación Miguel Rivera. Y el UCAM está empezando a demostrar que lo que debe ser. Llevaba 4 jornadas seguidas puntuando, su mejor racha, y la aumentó a cinco con otro partido revitalizante ante el Talavera (2-0). Un crecimiento cuyo ejemplo es Barbosa, titular justificado en las últimas semanas, que con su primer gol de la temporada dobló la ventaja que poco antes había puesto un Aketxe también al alza (4 goles en los últimos 5 partidos).

El 2-0 al descanso fue la consecuencia del juego. El UCAM fue superior y esta vez sí acertó en sus ocasiones. Empezó bien, con un juego ágil. Y el Talavera empezó mal, con otra lesión. Jonxa aumentaba su lista de bajas. Los de Fran Alcoy, que habían mejorado en Liga (10 puntos de 15) apostando por un 5-4-1, intentaban ser un equipo bien coordinado, con las líneas juntas y la defensa a veces bordeando el mediocampo. Quiso apretar arriba, pero el bloque cada vez estaba más atrás. Tocaba el UCAM con calma, triangulado y llegando por las bandas. Óscar Santiago rechazó los tiros de Rafa de Vicente y Mayoral.

No encontraba su opción Aketxe. Lo buscaba. Tiraba desmarques de ruptura, cuerpeaba bien y amenazaba en el área, pero los centrales interceptaban los centros que le buscaban. Hasta que encontró su oportunidad. Viti sacó un córner, Óscar Santiago exhibió reflejos ante el remate de un Chavero en rehabilitación y la pelota, a puerta vacía, le cayó al goleador universitario. Poco después, Viti apareció otra vez para asistir a Barbosa. El extremo se sacó un zurdazo cruzado. Su estreno goleador responde a su aportación cada vez más relevante.

De ahí al descanso solo importó saber cómo iba a reaccionar el Talavera, hasta entonces preocupado por organizarse sin balón, con dos goles en contra. Del vestuario salió con otro delantero, Aguilera, y un 4-4-2. Y cambió la actitud de ambos equipos. Los de Fran Alcoy fueron a por el partido. Dominaban el balón y combinaban ante un UCAM que prefirió dar un paso atrás. A veces eran dos por la insistencia rival. Aguilera disparó con intención en una buena acción y Cristian voleó fuera en el segundo palo. Otra vez Aguilera apareció para cabecear fuera un centro de Zamorano. La gestión de la ventaja era peligrosa para los de Miguel Rivera, puestos para el contragolpe.

El UCAM buscaba un ataque definitivo. Mayoral rozó el gol y Óscar Santiago tuvo que mostrar su agilidad para sacar los remates de Gurdiel y Aketxe, pero también apareció Iricibar para evitar un tanto de Cristian. Rivera metía refrescos en ataque y Fran Alcoy metía lo que le quedaba. Ángel López puso el empuje final con un chut que escupió el portero universitario. En el rechace, Samu Corral remató fuera. Al Talavera se le iba el tiempo y el UCAM le quitó del todo las esperanzas guardando el balón en el añadido. Así, a buen recaudo, llegó la victoria. Y así empieza a demostrar lo que es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *