UCAM Murcia CB vuelve a sonreír en el Palacio en otro final de infarto ante Valencia Básket (97-95)

El UCAM Murcia regresaba al Palacio de los Deportes para enfrentarse a Valencia Basket, una de las mejores plantillas de la Liga Endesa. Tras cosechar un importante triunfo en territorio andorrano (3V 4D), el equipo universitario buscaba darle continuidad a su dinámica positiva ante un conjunto taronja que no afrontaba su mejor momento. Los de Ponsarnau (3V 4D) encaraban el encuentro tras dos derrotas consecutivas y con las bajas de Sam Van Rossom y Vanja Marinkovic.

Sito Alonso salía de inicio con un quinteto muy físico y versátil -Booker, Townes, Rojas, Eddie y Cate- con el que contrarrestar el poderío interior de los visitantes. Los valencianistas, con un Maurice Ndour colosal en el rebote (6 capturas), no encontraban la forma de anotar en los primeros minutos de juego. La gran defensa murciana y la aportación ofensiva de un excelso Askia Booker (9) generaban las primeras diferencias del partido (16-7). Los de Ponsarnau, con Dubljevic como líder en la anotación (6), chocaban en cada ataque con la intensidad defensiva de un UCAM Murcia que, con dos triples consecutivos de Jarell Eddie, ampliaba la ventaja y ponía fin a un primer cuarto que rozaba la perfección (24-13).

Los locales iniciaban el segundo periodo con más intensidad en defensa de la mostrada en el primer envite. Dos pérdidas de balón y dos fallos clamorosos bajo canasta permitían a los taronja reducir la diferencia por debajo de la decena (26-19). Una técnica a Sito Alonso encendía a todo el público del Palacio de los Deportes, incrementando la temperatura del encuentro y enchufando a un Manu Lecomte que acababa de entrar a pista. Colom, con una gran dirección de juego, y Dubljevic (9) dejaban el partido igualado a 2 minutos para el descanso (33-28). Una descalificante a Abalde por protestar y una técnica para Layberie por lanzar una botella de agua al público terminaban de encender un encuentro en el que el UCAM Murcia se marchaba al descanso con una renta importante (46-34).

El paso por vestuarios rebajaba la temperatura de los últimos minutos de la primera parte. Valencia Basket se apoyaba en la inteligencia y la experiencia de Dubljevic (14) para reducir la diferencia y responder a la intensidad coral del UCAM Murcia. A pesar de los esfuerzos, los taronja no encontraban la forma de frenar la ofensiva murciana. Una antideportiva de Guillem Vives y dos canastas consecutivas de Townes frenaban en seco a los valencianistas y levantaban a un Palacio de los Deportes muy enchufado. Fernando San Emeterio y Jordan Loyd (12), campeón NBA y uno de los mejores tiradores de la Liga Endesa, se enchufaban al partido y, con un 0-12 de parcial, ponían fin a un tercer cuarto muy irregular de los murcianos (60-61).

La intensidad de la primera parte parecía haber desaparecido en el conjunto local, que veía como Valencia Basket le daba la vuelta a un partido que parecían tener controlado. La conexión Colom-Tobey percutía con gran facilidad en la pintura murciana, llevando la diferencia hasta el +5 y silenciando al público del Palacio. Sin embargo, la artillería universitaria volvía a carburar y, con dos triples consecutivos, empataba el encuentro a 7 minutos para el final (69-69). En los momentos calientes, cuando más ajustado estaba el partido, aparecía la calidad exterior de ambos conjuntos. Lloyd (15), con dos grandes juagadas, colocaba a Valencia por delante, pero el talento de Larentzakis y la insistencia de Lecomte igualaban el partido a 2:40 para la conclusión. Eddie, con un triple sobre la bocina de posesión, colocaba el +3 para los universitarios, pero Dubljevic, con dos grandes acciones al poste, dejaba el partido en empate a 81 a un minuto para la conclusión. Booker, a falta de 16 segundos, desaprovechaba la última posesión, y Colom, sobre la bocina, erraba el tiro definitivo en un final lleno de imprecisiones y desacierto que mandaba el encuentro a la prórroga.

Cate, con un poderoso mate, sumaba los dos primeros puntos del tiempo extra y volvía a levantar a todo el público presente en el feudo murciano. No obstante, Dubljevic (20), el mejor hombre de los visitantes, sacaba toda su clase a pasear y, con un gran triple, volteaba el resultado a favor de los taronja. Sin embargo, el UCAM Murcia no había dicho su última palabra y, con Booker y Eddie inconmensurables, colocaba el 92-86 a 50 segundos para el final. San Emeterio y Doornekamp respondían rápidamente con tres triples, pero la tranquilidad de Larentzakis y Lecomte en los tiros libres y la sangre fría de Eddie desde el perímetro le daban la victoria al UCAM Murcia (97-95). Un triunfo que deja muy tocados a los taronja y fortalece la confianza y el trabajo de los de Sito Alonso. Eddie (24 puntos y 8 rebotes), Askia Booker (23 puntos y 9 asistencias), Manu Lecomte (13 puntos) y Cate (8 puntos y 5 rebotes) los más valorados del conjunto local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *