El Real Murcia salva un punto ante el invicto Marbella (1-1)

David Soria Hernández

Los fríos datos también tienen un contexto. Porque el frío dato dice que el Real Murcia acumula cuatro jornadas sin ganar, sumando solo 2 puntos de los últimos 12. Pero el contexto señala que el equipo grana cortó una racha de dos derrotas seguidas con tres resultados de mérito: empató en La Línea, se acreditó para la Copa del Rey y sin apenas descanso tras el doble duelo ante la peleona Balona supo competir ante el Marbella (1-1), único equipo invicto a nivel nacional que llegaba, además, con tres victorias seguidas. Le frenó como pocos en un primer tiempo con el premio extra del 1-0. Ya en la segunda parte el Marbella también encontró motivos para sentirse satisfecho. Demostró su jerarquía y peligro (máximo goleador del grupo) y con el instintivo Saúl igualó el gol de penalti de Armando.

El Marbella de Cubillo, que solo ha perdido un partido de los últimos 31, tiene muy claro cómo jugar. Busca la verticalidad por banda. El once no engañaba: los extremos Mustafá y Paulo Vitor suman dos goles cada uno y en los laterales Saúl llevaba 3 goles y Redru acumula 3 asistencias. Era conciso sobre todo con centros desde la derecha, la banda de un destacado Mustafá. Mientras el Marbella iba cogiendo la iniciativa, el Real Murcia buscaba de modo directo a sus delanteros. Josema, que tras superar una lesión entró directamente en el once, empezó participativo pero fue perdiendo influencia.

Sin embargo, no pasaban muchas cosas. Así, un córner cerrado de Elías que Lejárraga tuvo que sacar con apuros era lo más peligroso de un Marbella bien controlado para que ese juego exterior no desequilibrara a pesar de la movilidad de Óscar García para generar superioridades. Y del mismo modo, sin mucho revuelo, llegó el gol. Lolo Pavón lo puso barato con un penalti sobre Toril. Esta vez se lo pidió Armando, que estrena cuenta. En cada una de sus 6 temporadas como grana ha marcado al menos un gol. No supo recaccionar el Marbella. Mustafá, de tiro muy desviado, fue la única respuesta. Antes Wilfred había tenido que atrapar un remate de Dorrio, que sustituyó al lesionado Álvaro.

El Marbella sí mejoró en la segunda parte. Interpretó su estilo con más velocidad y ritmo, con Mustafá siempre como la mejor opción. Cargó de trabajo a Iván Pérez y Edu Luna. La exigencia subía y el Murcia aún aguantaba con ayudas en banda. Adrián dibujó entonces un 5-4-1, con Kevin en el campo y Dorrio socorriendo a Iván Pérez. Pero en uno de los muchos córners que los de Cubillo estaban forzando, Saúl González empató. El lateral derecho suma 4 goles en 5 partidos jugados. Asombra ese oportunismo. Entonces Adrián volvió a borrar la pizarra: Álex Melgar al campo y 4-4-2. Iván pasó al extremo izquierdo y Dorrio, primero suplente y luego carrilero derecho y extremo zurdo, acabó como extremo derecho.

El Murcia lo pasó mal durante varios minutos. Lejárraga se quitó como pudo un chut de Elías desde la frontal. Ya no tenía controlado al Marbella y el escenario provocaba nervios. Otra vez Elías pudo marcar tras una internada de Redru, pero su remate delante de la portería se fue alto. El partido estaba para el 1-2, pero los granas fueron capaces de rehacerse en la recta final para también responder. Álex Melgar tiraba apoyos y rupturas y Añón sacó su talento. Buscó la espalda de los pivotes y desde ahí filtró para Óscar, que no pudo con un Lejárraga fiable. El Murcia se demostró capaz de que el Marbella tardara en llegar, pero los de Cubillo llegaron a tiempo para seguir invictos. Un empate con dos ganadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *