Un Real Murcia con acento da la bienvenida al Cádiz B

David Soria Hernández

Un día el muleño Josema es capitán en Mula y al otro el bullense Manolo lo es en Bullas. Así es el nuevo Real Murcia, un equipo con acento y que engancha. Ante un Primera los aficionados hacen cola en julio no para ver al equipo de Primera, sino para ver al Murcia. Son las mismas colas que se forman para abonarse. Y es que los granas están en Segunda B, 6 temporadas seguidas ya, pero no son de Segunda B. Llevan 5 años sin sumar puntos en Segunda, pero siguen siendo el líder histórico de la categoría de plata. Serán un visitante ilustre en la bienvenida al novato Cádiz B (18.30, Footters).

Los ojos se abren y brillan con el murciano Adrián Hernández, el técnico que moldea una plantilla murcianizada y rejuvenecida. Más de la mitad de los jugadores son de la tierra y la mitad tiene 24 años o menos. La edad media es de poco más de 25 años. Llámate Real Murcia o llámate Chelsea, no poder tirar de billetera obliga a mirar a los más jóvenes. Eso es salud. Es un Murcia austero que descubre que fichar bien no significa fichar caro. Álvaro Rodríguez e Iván Pérez, con pasado en la Tercera murciana, lo demuestran. Han impresionado en pretemporada ocupando las bandas, importantes para Adrián.

El técnico, que se identifica con Klopp, quiere un equipo que presione, que proponga un ritmo alto y que castigue por los extremos. En los amistosos el equipo mostró un juego prometedor e identificable. Le faltó tener más determinación en los últimos metros, algo que debe facilitar la continuidad de Chumbi y Curto. También sigue Armando, reciclado como central. Se ajustaron a la economía del club. Para el debut Antonio López es la única baja y Andy Escudero fue finalmente el descarte. Está por ver quién es el portero titular. Víctor Meseguer y Álex Melgar, con el primer equipo en verano, han empezado con el Imperial.

El Cádiz B debuta en Segunda B

Como el Murcia, el Cádiz se pasó 6 años seguidos en una Segunda B que ahora sí le sabe dulce. Cuando escapó en 2016 su filial estaba en Primera Andaluza. Después de varios ascensos el Cádiz B ha llegado a donde no pudo llegar ni la generación de Kiko Narváez. “Espero un rival con mucho ritmo y mucha capacidad de trabajo”, avisa Adrián. El Cádiz B de Pavón sumó 33 porterías a cero en 48 partidos (4 en ‘play-off’). Se ganó el ascenso en la final siendo un grupo intenso y solidario, que no perdía el control ni cedía el dominio. Y con un buen repertorio a balón parado. Saturday, central, fue su máximo goleador (7) en Tercera. También brilló el habilidoso extremo Javi Navarro, el protagonista de la semana: debut con el primer equipo, gol en el Carranza y renovación hasta 2022. El delantero Lino es la baja confirmada para una cita histórica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *