ElPozo Murcia FS sufre para tomar la delantera en la eliminatoria ante Jaén Paraíso Interior (4-2)

ElPozo Murcia vence al Jaén Paraíso Interior por 4-2. El duelo se tuvo que decidir en la prorroga pues el tanto inicial de Miguelín y el de Mauricio no dictaron un ganador. Ahora el duelo viaja a Jaén para forzar un tercer partido o cerrar la contienda con los charcuteros poniendo rumbo a la final.El Palacio de los Deportes de Murcia se puso de gala para recibir el primer partido de las semifinales de los Play Off por el título. ElPozo Murcia y Jaén Paraíso Interior se veían las caras de nuevo en búsqueda del primer punto de la eliminatoria. Y el choque no defraudó, una alta intensidad, no dar un balón por perdido y la lucha en cada metro del 40×20 fueron los ingredientes del primer tiempo. Tan altas estaban las revoluciones que Dani Martín se fue a vestuarios al final de la primera mitad por roja directa. 

Entre tanta ebullición apareció el capitán charcutero para empalmar un balón desde el córner y poner el primero en los últimos minutos. Aunque Carlitos pudo equilibrar el marcador desde el doble penalti, pero un inconmensurable Fede le desbarató la oportunidad. 

En la segunda mitad, más de lo mismo. Ocasiones para ambos equipos, una alta intensidad, las aficiones apretando y un Fede titánico. Y en una jugada a balón parado Mauricio empató el choque, a falta de cinco para el final. Con el partido empate apareció la prórroga. 

A los 30 segundos, Álex apareció para desequilibrar el duelo y 10 segundos después era Miguelín el que ponía el 3-1. Míchel metería de lleno a los suyos con en el partido con el portero jugador de Jaén Paraíso Interior, antes del descanso. 

En la segunda mitad el partido se tiño de rojo local y de nuevo Miguelín se la puso en bandeja para que Pita pusiera el 4-2, en el último segundo. 

Un punto en la eliminatoria para ElPozo Murcia que tendrá que viajar a Jaén para cerrarla. Allí los de Dani Rodríguez, con su respetable, querrán darle una alegría a los suyos y forzar el tercer partido. 

Diego Giustozzi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *