Victoria balsámica de UCAM Murcia CB en Champions en un partido con dos prórrogas (94-90)

Tras cuatro derrotas consecutivas en la competición doméstica (Real Madrid, Joventut, Estudiantes y Zaragoza), el UCAM Murcia CB (9-1) buscaba volver a la senda de la victoria en la competición europea, donde lleva una temporada espectacular sumando 9 victorias por una sola derrota y mantiene distancias sobre sus perseguidores. Todo esto en una jornada en la que se ha conocido la marcha de Marcos Delia y que en las próximas horas el club hará oficial el fichaje del montenegrino Dino Radoncic, cedido por el Real Madrid, y la llegada de un pívot extranjero para suplir la baja de Delia.

Nizhny Novgorod (5-4) visitaba el Palacio de los Deportes en la décima jornada de la Basketball Champions League en un partido donde los murcianos, con la baja de Delía por su reciente fichaje por Joventut, buscaban certificar la clasificación a la siguiente fase.

Los pupilos de Javi Juárez, concienciados de la importancia del encuentro, salían a pista con un quinteto muy físico buscando la superioridad física en la pintura.

Precisamente Soko, con un gran movimiento en el poste, anotaba los primeros puntos para los universitarios. Un gran control del rebote y una gran defensa de las líneas de pase permitían a los locales obtener las primeras ventajas (7-2).

El equipo ruso, dirigido y liderado por Kendrick Perry, aprovechaba las pocas ventajas que generaba en ataque y, desde el tiro libre, le daba la vuelta al marcador a un minuto para finalizar el primer envite.

El UCAM Murcia cerraba el primer periodo con un 33% en tiros de campo (5/15).

Un porcentaje muy pobre que impedía a los murcianos marcharse arriba (17-17).

Sin embargo, los triples casi consecutivos de Edu Durán y Urtasun forzaban a Zoran Lukic, técnico visitante, a pedir tiempo muerto. No obstante, el conjunto ruso volvía al juego con un punto más de intensidad y, de la mano de Kendrick Perry (13 puntos), lograban un parcial de 2-12. Perry continuaba ametrallando el aro del UCAM Murcia y la diferencia seguía creciendo, obligando a Javi Juárez a parar el partido.

La lucha de Cate en la zona y la gran defensa de Rojas no bastaban a un equipo murciano que se marchaba a vestuarios nueve abajo (31-40).

Si el UCAM Murcia quería hacerse con el partido debía mejorar el acierto en el tiro. Si los porcentajes del primer parcial eran pobres, el 29% con el que llegaba al descanso dejaba mucho que desear. Nizhny Novgorod regresaba del descanso con la muñeca caliente y la diferencia seguía creciendo ante la expectación de un frío Palacio de los Deportes. Sin embargo, el siempre combativo Sadiel Rojas sacaba el coraje a pasear para contagiar a la afición y meter a su equipo de lleno en el partido con un parcial de 8-2 (37-42). Con el ecuador del cuarto cumplido, Javi Juárez aprovechaba para meter más madera en la pintura con la entrada de Cate.

Nizhny no veía la forma de anotar ante la gran defensa que estaban ejecutando los universitarios. Sin embargo, la 4ª falta personal de Rojas y los puntos de un entonado Perry, daban un poco de aire al conjunto ruso.

Un triple de Booker al borde del tiempo de posesión (51-52) cerraba un gran cuarto del UCAM Murcia y, otro canastón del base norteamericano, daba paso al último periodo. Zoran Lukic se veía obligado a parar el partido nada más comenzar el último cuarto ante el empuje del conjunto murciano (58-54). Con un Askia Booker muy acertado en ataque y con Rojas y Cate peleando todos los rebotes, los de Javi Juárez aumentaban la diferencia a 7 puntos a 3 minutos para final. El empuje del dominicano levantaba a la afición del Palacio que agradecía con una gran ovación la constante lucha del jugador en la pista. No obstante, Nizhny no había dicho la última palabra y, con Perry en modo estelar (27 puntos), los rusos se mantenían vivos en el partido.

Los fallos en ataque de los locales y el acierto en los últimos minutos de Nizhny Novgorod desde el perímetro ponía el partido cuesta arriba a 7 segundo para el final. Sin embargo, un triplazo de Doyle al borde del final mandaba el partido a la prórroga (73-73). La aparición estelar de Doyle en el final del último cuarto continuaba en el tiempo extra. La gran defensa murciana comenzaba a desquiciar a los jugadores rusos y desde el tiro libre llegaban los tres primeros puntos en la prórroga. Las 34 faltas personales en contra lastraban mucho a Nizhny Novgorod que veía cómo se iba quedando sin jugadores (3 jugadores eliminados) ante el potencial físico de los universitarios.

Las faltas personales y el desacierto de ambos conjuntos marcaban el desarrollo de una prórroga donde todos los puntos del UCAM Murcia llegaban desde el tiro libre. Una canasta de Perry (33 puntos) a 3 segundos del final ponía el empate en el marcador y forzaba una segunda prórroga.

izhny Novgorod, con 4 jugadores eliminados y dos al borde de la misma, se veía muy lastrado en el segundo tiempo extra. Sin embargo, eran los rusos quienes se apuntaban la primera canasta. No obstante, un triple de Booker y la aportación de Doyle desde la personal colocaban el 86-84 a dos minutos para el final. Dragicevic cometía la quinta falta personal y dejaba a Nizhny con tan solo 5 jugadores para disputar los últimos compases de este encuentro casi interminable. Finalmente, Booker, desde la personal, aseguraba la 9ª victoria (94-90) para el UCAM Murcia en la Basketball Champions League y certificaba el pase a la siguiente fase en un partido que parecía interminable.

Los puntos de Booker (22), la entrega de Cate (10 puntos, 8 rebotes) y Rojas y el partidazo de Soko (15 puntos, 9 rebotes y 18 de valoración) y Doyle (10 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) permitieron al conjunto universitario volver a la senda de la victoria frente a un gran Nizhny Novgorod.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *