UCAM Murcia CB certifica el primer puesto de grupo ante Anwill en el Palacio (78-70)

UCAM Murcia CB, a falta de dos jornadas para la conclusión de la primera fase de la competición europea, ya es matemáticamente primero del grupo A de la Champions tras deshacerse de un débil Anwill polaco en el Palacio de los Deportes con una victoria cómoda en un partido en el que los de Javier Juárez, muy cuestionado durante toda la noche por los pocos aficionados que se dieron cita en la instalación murciana, volvieron a incidir en errores de encuentros anteriores e incluso un partido que podían haber ganado de forma mucho más contundente estuvieron cerca de complicarlo en otra segunda mitad muy pobre de un UCAM que vivió de las rentas acumuladas durante el segundo cuarto.

Volvía UCAM Murcia a su pista después de la debacle del pasdo domingo en Las Palmas con el objetivo de intentar resarcierse ante su afición y certificar el primer puesto del grupo. El segundo de los objetivos lo consiguieron los locales pero la grada no se marchó del Palacio excesivamente satisfecha por lo visto sobre la pista por parte de un equipo que volvió a evidenciar los problemas de partidos anteriores aunque la debilidad del rival no le complicó el resultado final. La afición local mostró su malestar con una de las peores entradas que se recuerdan en los últimos años. Juárez decidió dar descanso en este enfrentamiento a Kloff y Tumba. 

El encuentro arrancó con un intercambio de canastas y con ambos equipos más centrados en ataque que en defensa, como muestra que al final de los primeros veinte minutos el marcador fuera de 23-21 para los locales. El técnico universitario apostó por dar entrada en el quinteto inicial a Askia Booker y el base americano respondió bien durante los minutos que estuvo sobre la cancha en el arranque. La ausencia de Tumba motivó que de salida los locales arrancaran con Mitrovic y Soko en posiciones interiores ya que el único pívot fuerte era Cate.

El segundo cuarto marcaría lo que fue el desarrollo del partido. Los visitantes comenzaron dominando el marcador hasta colocarse por delante 28-29. En ese momento y a falta de poco más de seis minutos para llegar al descanso se produjo la desconexión total de los polacos que encajaron un parcial de 22-1 que dejaba el partido sentenciado hasta llegar al intermedio con un marcador de 50-30 para los locales. La dirección de Urtasun junto al acierto de Booker, jugando de escolta, Soko y Doyle además del buen trabajo en defensa y la falta de acierto visitante fueron determinantes en el desarrollo del cuarto.

Tras el paso por el vestuario todo apuntaba a que UCAM se haría con la victoria más cómoda y amplia de la temporada. Nada más lejos de la realidad, apareció ese equipo errático, sin dirección y falto de acierto con lo que el Anwill, que estaba jugando seguir vivo en la pelea por la cuarta plaza, fue reduciendo distancias hasta colocarse a 8 puntos. Un último arreón de UCAM llevó la ventaja hasta los 11 puntos en el final del tercer cuarto (63-52).

Dino Radoncic en una acción de ataque

La tónica siguió por los mismos derroteros en el último cuarto, con un UCAM que seguía viviendo de las rentas y un Anwill que mejoraba su acierto en el tiro exterior y en el tiro libre para seguir vivo aunque las diferencias no bajaron nunca de los ocho puntos a favor de los de Juárez. Al final triunfo de un UCAM CB que sigue dejando malas sensaciones y que el próximo sábado, a las ocho y media de la tarde, afronta un partido vital ante Morabanc Andorra en el Palacio de los Deportes, a estas horas con la incógnita de saber si Juárez seguirá dirigiendo a su equipo. La afición mostró en muchas fases su malestar e incluso algunos jugadores como Booker o Rudez sufrieron las protestas de su público. Un encuentro más las individualidades han estado por encima del juego de un prácticamente inexistente juego de equipo. Fuente www.cope.es/murcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *