UCAM Murcia CF cae víctima de sus errores ante un buen Jumilla FC (0-1)

David Soria Hernández

Si ante el Granada B y el San Fernando la eficacia premió lo que no pudo el juego, ante el FC Jumilla al UCAM le pasó lo contrario. Su cascada de ocasiones en los últimos 30 minutos, con penalti incluido, no pudo con un sensacional Jaume Valens. El portero, fichaje de invierno, provocó la segunda derrota seguida con Campos y devuelve a los de Pato a la senda de los puntos en un partido que se les hizo muy largo tras una hora de control premiada con el 0-1 de Fran Moreno.

Antes de que el UCAM acosara buscando el empate, en la primera el Jumilla controló el partido. Suyo fue el primer acercamiento y el primer córner. Los de Pato nunca se dejaron dominar. Para ello añadió un mediocampista y restó un punta. Y se notó. No hubo un gran dominador y las llegadas eran tímidas. Un remate mordido de Manu Miquel, un centro-chut de Dani Pérez. Revoloteaba Urko Arroyo, pero picaba Marc Fernández. Bien compenetrado con Carlos Moreno, reclamó un penalti. Poco después, remató con la zurda. Atrapó bien Valens. El FC Jumilla replicó a balón parado, pero Catalá remató muy arriba una pelota suelta. La falta la botó Óscar Rico, que como Ceballos debutaba en un once.

También fue un día especial para Colinas y Javi Jiménez, en sus primeros minutos como universitarios. Al portero se le notó la inactividad. En su primera titularidad en año y medio, dudó en el inicio, en un balón dulce que ganó picante mientras rodaba por su área, y falló en el gol. Chupe, desde la izquierda, soltó un derechazo que el portero no supo expulsar a un lado. Atento al rechace, Fran Moreno se adelantó a todos los defensas y marcó por bajo. En el poco tiempo que quedaba antes del descanso, el UCAM lo intentó dos veces. David López sacó directa una falta lateral. Valens rozó la pelota y tras pegar en el larguero Fran Pérez cabeceó al lateral de la portería. No atinó más Quiles, en una volea desviada tras un saque de banda.

El descanso recargó al Jumilla, que regresó con dos acercamientos peligrosos. Rico envió al palo un balón suelto de Javi Jiménez y un centro de Manu Miquel fue despejado con apuros. El medio acabaría lesionado, una baja sensible. Da mucho al Jumilla por su despliegue, con llegadas desde segunda línea y coberturas. Los de Pato no reprodujeron nuevos sustos, pero atascaban al UCAM. Eso cambió en la última media hora, con la entrada del debutante Bustos y de Arturo. El equipo de Campos hundió a un Jumilla ya replegado, sin control. Marc Fernández disparó dos veces al palo y un defensa evitó un gol por la escuadra de Colinas. Valens sacó un disparo de Arturo, pero la gran parada se la hizo luego, de penalti. Aún quedaba tiempo, más que nunca con seis minutos de añadido, pero el UCAM ya no asustó como antes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *