Un modelo internacional que seguir

Olga Lorente

Muchas veces nos olvidamos de los árbitros cuando hablamos de deporte. Y es muy injusto, porque ellos también necesitan una preparación física minuciosa y están sometidos continuamente a examen. La Región de Murcia puede presumir de haber tenido a la colegiada Susana Gómez en la máxima categoría del baloncesto femenino español (Liga Femenina), en la segunda categoría masculina (LEB Oro) y en varias competiciones internacionales (ha sido árbitro Internacional FIBA desde 2010). El pasado verano, después de 25 años en la élite y en su madurez deportiva (sólo tiene 40 años), la murciana decidió colgar las botas y dejar el deporte de la canasta para centrarse en su vida personal y laboral, porque también es profesora de inglés. Deja atrás una carrera deportiva impecable que culminó con dos merecidos homenajes, uno en Málaga a cargo de la FEB antes del partido amistoso entre España y Venezuela. El otro fue al inicio de la presente temporada en casa, en el Palacio de los Deportes de Murcia, en el debut liguero del UCAM Murcia frente al Unicaja.

Su carrera en el arbitraje comenzaba cuando era todavía muy joven. Corría la temporada 1992/93 cuando, con apenas 17 años, Susana Gómez López superaba el curso de arbitraje, a la par que compatibilizando dicha labor con la práctica activa del baloncesto. Poco después dejó de jugar para centrarse en su verdadera vocación: arbitrar. Gracias a ella ha podido vivir experiencias inolvidables, como dirigir finales de la Copa de la Reina, la Supercopa femenina, campeonatos internacionales o la última final de Liga Femenina. Seguro que guarda anécdotas inolvidables de cada una de ellas.

Ahora le tocará ver el baloncesto desde fuera, acompañada de su hijo Daniel y de su marido, el también árbitro ACB Luismi Castilo. Susana Gómez inicia una nueva etapa de su vida en la que, sin embargo, no dejará del todo el mundo del silbato, ya que seguirá colaborando en la formación de jóvenes colegiados murcianos. Sin duda, ella es el mejor modelo a seguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *