Alejandro Valverde, pentacampeón de la Vuelta Ciclista a Murcia

José Mª Falgas

Alejandro Valverde Belmonte (Movistar Team) ganó por quinta vez la Vuelta a Murcia, la suya. El corredor de Las Lumbreras (Monteagudo) demostró con creces, tras una exhibición de fuerza y coraje, quien mandaba en su casa. Durante el último tercio de la jornada, de la XXXVII edición de esta prueba internacional de un solo día, hizo gala de su fuerza y superioridad. Este año se estrenaba el Gran Premio al Banco Sabadell. Las expectativas de los aficionados ya quedaron cubiertas al verle de nuevo en la línea de salida en San Javier, mucho más al poder disfrutar de su exhibición antes de cruzar la meta situada en la Gran Vía Escultor Francisco Salzillo, de la capital del Segura.

Acariciando los 37 años de edad, su clase y potencia quedó sobradamente demostrada en la subida a Sierra Espuña, más concretamente al Alto Collado Bermejo, de primera categoría, donde hizo gala del tesón y sacrificio que le caracteriza. Parecía que en lugar de una prueba estaba disputando una cronoescalada. Nadie le pudo toser ni acercarse. La carrera comenzó con una escapada que protagonizaron ocho corredores. La escasa diferencia de tiempo que les separaban del pelotón a su paso por la meta volante de San Javier, les llevó a ser neutralizados a continuación. A 70 kilómetros de la meta, con el plato fuerte del ascenso a la montaña, Alejandro Valverde, atacó sin piedad. Su golpe resultó positivo, hasta el punto de coronar el emblemático puerto del Collado Bermejo situado en pleno Parque de Sierra Espuña, bajo una intensa niebla, con un minuto de ventaja. Coronada la cima «Marco Pantani», con trofeo al primero en llegar a ella, afrontó el largo descenso a una velocidad endiablada, pues se lo conoce como nadie. La que ventaja que acumulaba de tiempo respecto a los corredores que le perseguían aumentó. Su rival más directo en el Alto Collado Bermejo, que fue quien pasó segundo por él, fue su ex compañero de equipo por entonces Ion Izaguirre (actualmente en el Bahrain-Mérida).

En la siguiente subida, que fue la del Alto de Gebas de tercera categoría, Valverde ya tenía en su mochila particular casi tres minutos de ventaja sobre el resto de perseguidores. El viento, que soplaba de cara, tampoco hizo mella en Alejandro, pues mantuvo su fuerte pedaleo y posición aerodinámica en la mayor parte de los tramos de la bajada. En el Alto de Aledo de primera categoría, el ritmo que imprimía el ciclista del Movistar era cada vez más fuerte. En su paso por Fuente Librilla, población cercana a Alcantarilla donde estaba situada la meta volante con el Gran Premio ‘Mariano Rojas’, el murciano ya sentía los fuertes aplausos de los aficionados que estaban a pie de carretera. Los últimos 14 kilómetros los recorrió ‘al pistón’, sin bajar su trepidante pedaleo. El pelotón no reaccionó, nadie se atrevió a intentar neutralizarlo o recortar su gran ventaja. El control férreo de sus compañeros de equipo al frente del pelotón no lo permitieron en ningún momento.

Ya en las calles de la capital murciana, a su paso por el barrio del Carmen, Floridablanca, Plaza Camachos, Puente Viejo y en la amplia y larga Gran Vía Salzillo hasta llegar a la meta, Alejandro Valverde recibió el calor y los vítores de los aficionados. Sin rival alguno que le inquietase, cruzó la línea de llegada levantando sus brazos, y en cruz ambos, saboreando otra gran victoria. En esta ocasión la quinta vez que consigue subir a lo más alto del podio en la carrera de su tierra natal (2004, 2007, 2008, 2014 y 2017). Era la carrera número 98 que ganaba en su dilatada y brillante trayectoria como ciclista.

El grupo perseguidor compuesto por 22 unidades entró a 2’10» encabezado por el colombiano del Katusha-Alpecin, Jhonatan Restrepo, seguido por el austriaco Patrick Konrad, del Bora-Hansgrohe, quienes se disputaron el sprint. El vasco Ion Izaguirre, que intentó ganar en Murcia para ofrecer un buen resultado en su debut con el equipo asiático Bahrain-Merida, tuvo que conformarse con el sexto puesto. En cuanto a los otros murcianos participantes en esta prueba: Rubén Fernández (Movistar Team) el 20º; Salvador Guardiola (Team Ukio) el 42º y Miguel Ángel Ballesteros, (Selección Española) el 89º.

Todos los trofeos que estaban en juego en esta XXXVII edición de la ronda murciana, los ganó Alejandro Valverde. La clasificación general, las metas volantes, la cima ‘Marco Pantani’, el Gran Premio ‘Mariano Rojas’, el primer murciano y la clasificación por equipos. Los seis trofeos le fueron entregados por directivos del Banco Sabadell; consejera de Cultura y Portavoz del Gobierno Regional, Noelia Arroyo; el director general de Deportes, Alonso Gómez; el director gerente del grupo Caliche, José María Martínez; el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Murcia, Jesús Pacheco; la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver; Francisco Alfonso Guzmán, director general de la Vuelta a Murcia; su hijo Fran, como director de Producción y Marketing; y el presidente de la Federación de Ciclismo de la Región de Murcia, Sergio Martínez Ros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *