El Real Murcia toma el liderato ganando al UCAM en La Condomina (1-2)

Nueve años después volvía el Real Murcia para enfrentarse al UCAM CF en del derbi de la capital de la región. El conjunto de Aira sale reforzado tras imponerse a los universitarios y recuperar el liderato ante los más de 5000 aficionados que se dieron cita en La Condomina.

UCAM-Murcia 001

Hoy no era un partido cualquiera en La Condomina, hoy se veían las caras los dos conjuntos de la ciudad. Por primera vez, el Universidad Católica de Murcia CF y el Real Murcia se enfrentaban en un partido oficial, con el morbo añadido de la vuelta grana al estadio que en el que vivió durante ocho décadas. Y el choque, en juego e intensidad, no defraudó a nadie.

El primero en asustar a rival, tras un bonito saque de honor por parte de uno de los nietos de José Saura, director de Cáritas Diócesis de Cartagena, institución solidaria que recibirá la mejor taquilla de la historia del UCAM CF; fue el conjunto de Salmerón. Nono, tras un centro de Góngora, probó fortuna, pero el balón se marchó a la izquierda de Fernando. Tras la ocasión universitaria, Sergio García dio la réplica, pero Escalona desvió el lanzamiento a saque de esquina. El ritmo del encuentro aumentó y ambos equipos luchaban por cada palmo del terreno de juego.

Sin embargo, el UCAM, mejor plantado en el inicio, sufrió un duro revés. En el minuto 25 llegaría el primer gol del encuentro, en propia meta de Dani Pérez, que introdujo el balón en su portería cuando intentaba materializar un despeje.

A pesar del resultado, el UCAM CF no bajó los brazos. Dio un paso hacia adelante y fue en busca del gol para igualar el partido. Cinco minutos después, el equipo universitario volvería a poner las tablas en el luminoso, de nuevo con el balón parado de protagonista. Con una falta al borde del área, Góngora cuajó un disparo perfecto imposible para Fernando. El lateral, con una parábola perfecta, empataba el choque.

El ritmo del encuentro se mantuvo igualado con acercamientos peligrosos para ambos equipos y dominio alterno, hasta que el colegiado señaló el final de la primera parte.

Tras el descanso, y con los mismos 22 protagonistas, comenzó la segunda mitad. El equipo dirigido por José María Salmerón salió más metido en el encuentro, aunque la primera ocasión de peligro fue para el Real Murcia. Tras una perdida de Nono, Chavero puso un balón en profundidad para que Carlos Álvarez se quedara mano a mano con el meta universitario,pero su disparo se fue desviado.

El partido se estaba jugando en el centro del campo, con pocas ocasiones de peligro cerca de las áreas rivales, pero en una lucha constante por tener la posesión del esférico. Conscientes los entrenadores de la situación, no tardaron en mover sus respectivos banquillos. Primero fue Aira con la entrada de Isi, para dar una mayor verticalidad al conjunto murciano. Después, Salmerón cambió a Carlos Rodríguez por Checa en busca del equilibrio entre el ataque y la defensa.

A partir de ese momento, los locales llevaron el ritmo del partido. Dueños del balón, pero sin ocasiones peligrosas sobre la meta que defendía Fernando.
En el minuto 67, tras un centro de chilena de Checa, el UCAM CF dispuso de una clara ocasión de gol. Pallarés remató el esférico, pero su disparo se marchó por encima del larguero.

Los universitarios se acercaban con mayor peligro. Prueba de ello fue un nuevo disparo, muy potente, de Iván Aguilar, que se no acabó dentro de la red por centímetros. Por su parte, el Real Murcia solo conseguía acercarse con balones aéreos.

Pero cuando mejor estaba el UCAM, la estrategia volvería a ser protagonista para los granas minutos después. Un centro de saque de esquina al primer palo era rematado por Chavero de una forma inverosímil para sorprender a la zaga. El sutil toque de espuela acababa en el 1-2 a falta de trece minutos para la conclusión del partido.

Salmerón, en busca del empate, sacó a Bello para tener más presencia en el área rival. Luego, a Higinio. El UCAM se volcaba.

No obstante, el reloj era un enemigo y no paraba de correr. Checa estuvo cerca de hacer el empate con un remate en el área pequeña que la defensa visitante desvió a córner. E inmediatamente Góngora a punto estuvo de sorprender a Fernando con un disparo directo de saque de esquina que golpeó en el larguero.

A pesar de las últimas intentonas por empatar, el colegiado señaló el final tras un lanzamiento directo de falta al borde del área grana. Así, el Real Murcia se llevaría los tres puntos de La Condomina, en un partido muy igualado que acabó decidiendo la estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *