Duda lee el manifiesto contra la violencia de Género en Alcantarilla

El técnico de ElPozo Murcia, recién llegado desde Palma de Mallorca tras la victoria ante Palma F.S, ha sido el encargado de leer el manifiesto contra la Violencia de Género. Duda ha participado en el acto celebrado en la tarde de este 25 de noviembre celebrado en Alcantarilla. El contenido del manifiesto ha sido el siguiente:

Duda-25N

“Hoy, Día Internacional para la eliminación de la Violencia
contra la Mujer, murcianas y murcianos volvemos a man¡festar
enérgicamente nuestro rechazo a la violencia de género.
La persistencia y creciente violencia contra la mujer hace
necesaria que, un año más, el 25 de noviembre (25-N) alcemos
nuestra voz para reivindicar su erradicación. No hay acto más
deleznable que la agresión de un hombre a una mujer por el simple
hecho de serlo. Por ello, debe ser enérgico nuestro grito de
condena y rechazo contra aquellos hombres que agreden, denigran,
maltratan y en algunos casos asesinan a las mujeres.
Tras unas declaraciones en televisión en 1997, el público le
puso rostro y conoció la situación de peligrosidad de Ana Orantes.
Pocos días después de esas declaraciones fue quemada viva por
su marido. Este asesinato estremeció y movilizó a todo el país,
poniendo de manifiesto la mayor manifestación de violencia de
entre personas en el mundo, que no encuentra razones, ni motivos
que la justifiquen. Y como Ana, miles de mujeres viven y sufren la
violencia de género.
El 25-N debe ser un día para rendir homenaje a todas las
mujeres que han decidido denunciar, pedir ayuda y poner fin a una
vida de maltrato, humillaciones y violencia. Así como, a todas las
mujeres que han perdido su vida, como consecuencia de los malos
tratos de sus parejas y/o ex parejas y aquellas que por miedo o por
la situación que viven, sufren en silencio.

En lo que llevamos de año, 43 mujeres han sido asesinadas a
manos de sus parejas, 39 hijos e hijas de estas mujeres se han
quedado sin madre y 3 han sido ases¡nados.
En nuestra Región, el pasado mes de octubre, una mujer de
23 años del municipio de Beniel fue asesinada a golpes por su expareja
bajo la presenc¡a de sus dos hijos menores.
Cada víctima no sólo es una pérdida lamentable e irreparable:
es una vergüenza que recae sobre la conciencia de la sociedad y
de los poderes públicos.
Según los datos publicados por el Fondo de Desarrollo de las
Naciones Unidas para la Mujer, “entre un 15o/o y un 76% de las
mujeres sufren violencia física o sexual a lo largo de su vida”. Este
estudio define la violencia contra las mujeres como una “pandemia
mundial”, que ninguna mujer o niña del mundo está completamente
a salvo de sufrir violencia y abusos.
El asesinato de mujeres por el hecho de ser mujeres, no es
más que la punta del iceberg, pues millones de niñas en todo el
mundo son objeto de prácticas inhumanas, como la mutilación o la
ablación genital femenina; la trata de personas condena a millones
de mujeres y niñas a una esclavitud moderna. Un estudio realizado
en Europa reveló, que el 60% de las mujeres víctimas de la trata de
personas había sufrido algún tipo de violencia física o sexual, antes
de ello lo que confirma es que la violencia basada en el género es
un factor que incita ala trata de mujeres.
Por todo esto, manifestamos la necesidad de la implicación
de toda la ciudadanía : gobierno, instituciones públicas y privadas,
movimiento asociativo (no sólo de mujeres, sino cualquier ámbito y
colectivo),Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado,
Administraciones Locales, etc.
Las niñas y los niños que han presenciado o sufrido violencia,
basada en el género, tienen más probabilidades de convertirse, en
víctimas o maltratadores cuando sean personas adultas. Por ello,
reivindicamos la necesidad de la Educación en lgualdad, desde los
niveles más básicos, para trabajar la prevención de la violencia de
género y el desarrollo de conductas que eviten futuras actitudes
violentas entre hombres y mujeres.
Desde este manifiesto, también, queremos ensalzar la
magnífica labor de profesionales que atienden cada día a miles de
mujeres víctimas de la violencia de género (aportando su “granito
de arena”, buscando una salida y apoyando a las mujeres para salir
de esa encrucijada). En definitiva, todo un trabajo conjunto y
coordinado cuyo objetivo y meta es común: PONER FIN A LA
VIOLENCIA DE GÉNERO.
Con este manifiesto, la Región de Murcia se suma a todas las
voces que, desde cualquier punto del planeta, condenan cualquier
tipo de violencia hacia la mujer, exigiendo un compromiso fuerte y
claro de toda la sociedad para unir nuestras fuerzas contra esta
lacra social.
La violencia de género, es la máxima expresión de la
desigualdad entre hombres y mujeres y la peor de Ias
humillaciones; acabar con ella, es nuestro deber y compromiso. Es
un reto realista y esperanzador.
Por ello, no sólo debemos señalar en nuestro calendario esta
fecha, como el único día del año en el que condenamos la violencia
contra la mujer. Todos y todas, tenemos la obligación de no
permanecer en silencio, ni mirar hacia otro lado ante tal tremendo
acto de injusticia. Todos los días debemos denunciar la VIOLENCIA,
para contribuir a la construcción de una sociedad más justa,
solidaria e igualitaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *