UCAM Murcia CB mantiene vivo el sueño con un gran triunfo ante Guipuzkoa (99-68)

UCAM Murcia CB mantiene vivo el sueño de jugar los play off tras su contundente triunfo, por 31 puntos de diferencia (99-68) ante Guipuzkoa Básket en el Palacio de los Deportes. El conjunto de Diego Ocampo festejó de la mejor forma posible su partido 600 en la liga ACB. Los murcianos, que ahora están con 16 victorias y 16 derrotas, caminan con paso firme en esta recta final de la temporada y, aunque depende de otros resultados, hace que el aficionado del conjunto universitario sigan soñando con poder jugar los play off por el título de liga. Mientras tanto el técnico gallego continua con su idea de que «ahora tenemos que pensar en sumar la victoria 17 y para ello vamos a Badalona a buscar una nueva victoria y seguro que nuestra afición va a venir a apoyarnos».

???????????????????????????????

Una vez más cinco jugadores estuvieron por encima de los 10 puntos. Los murcianos, con un Kelati espectacular, anotando cinco de cinco intentos en los lanzamientos de tres puntos, marcaron las diferencias desde el primer cuarto, que fue cuando se marcharon en el marcador hasta por 13 puntos, y en los primeros instantes del último acabaron con la poca fe que aún podía tener su rival. Encuentro muy completo del conjunto murciano, tanto en ataque como en defensa.

El cuadro donostiarra comenzó el partido con una defensa en zona que Lima rompió en las dos primeras acciones ofensivas del UCAM con sendos tiros de media distancia. Los vascos empezaron a defender en individual y eso lo aprovechó el equipo de Diego Ocampo pata torpedear a base de triples la canasta visitante. El primero fue Cabezas y posteriormente fue Thomas Kelati quien con cuatro de triples en otros tantos intentos. Fue su última canasta la que sirvió al conjunto murciano para doblar en el marcador para irse 30-15 en el marcador. Los visitantes estaban totalmente desarbolados, no podía con el feroz ataque de los murcianos que dominaron todas las facetas del juego apoyados en la gran dirección de Cabezas y Neto. Solo Grimau mantenía levemente a su equipo en ataque, pero no pudo impedir que al final del primer cuarto el marcador fue arrollador, 30-17.

El UCAM estaba imparable y marcó una máxima diferencia de 37-19. A partir de ese momento el Guipuzkoa Basket comenzó a rebotear y a igualar sus números bajo los tableros, lo que le permitió segundas opciones en ataque que no desaprovechó. Mientras, los de Ocampo se atascaron en ataque y dejaron de producir puntos. El técnico local tuvo que pedir un tiempo tras encajar un parcial de 1-10 que situó el marcador en 40-31. El entrenador gallego dio entrada a Cabezas, Wood y Kelati y el partido volvió a dar un giro espectacular. Un triple de Wood y otro de Kelati (5/5) devolvieron la ventaja a los murcianos (50-33), que tuvieron una última posesión para llevarse mayor renta al descanso que el 50-35. Si en el primer cuarto el que mantuvo el tipo fue Grimau por parte visitante, en el segundo fue Dani Díez, que alcanzó los 9 puntos. El UCAM era muy superior, pero las rotaciones hacían bajar un poco el nivel. Thomas Kelati con 15 puntos y Lima con 10, los mejores.

Tras el descanso, los triples de Wood y Kelati (6 de 7 al final del partido) permitieron al cuadro universitario abrir una brecha importante otra vez, 58-41, pero volvió a surgir la figura de Grimau con sus penetraciones para acercar a su equipo en el marcador, aunque no lo suficiente como para inquietar al rival, 58-45. Esto fue lo más cerca que estuvieron los vascos en el marcador, ya que rápidamente y pese a la oposición de Grimau, Neto tomó el mando y acompañado de Radovic llevaron la ventaja a los 17 puntos para acabar el cuarto. Y para abortar cualquier intención de reacción de los guipuzcoanos, el UCAM le endosó un parcial de 12-0 en los primeros instantes del último acto para terminar con las pocas esperanzas de su rival. Si en Vitoria los artistas fueron Cabezas y Bamforth, en esta ocasión fueron Neto y el mismo escolta estadounidense los que marcaron el ritmo y las diferencias. Los visitantes se desesperaron y provocaron a los murcianos, pero el UCAM decidió no entrar en esa guerra y acabó destrozando a su oponente al que derrotó por 99-68. El UCAM sigue vivo en su lucha por alcanzar el sueño de los play off por el título.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.