El Real Murcia empata ante la Cultural un partido que mereció ganar (0-0)

Los aficionados que se dieron cita en La Nueva Condomina en la tarde de este domingo pareció que vivieron el día de La Marmota ya que vieron este partido en alguna que otra ocasión. Lo decimos porque fue igual otros que durante esta temporada se ha presenciado en casa ya que a pesar de ser los dueños del balón, mandar en las dos áreas y jugar de manera notable gran parte del choque nos tenemos que conformar únicamente con un punto.

Foto Pepe Valero

Foto Pepe Valero

La propuesta del cuadro grana fue clara desde el pitido inicial. Había que abrir la brecha cuanto antes y así, antes de cumplir el primer minuto de juego, ya nos habíamos aproximado en dos ocasiones a la portería de la Cultural Leonesa. Pero es que en el 3’ ocurrió lo mismo, en ambas con Carlos Álvarez como protagonista. En el 9’ y en el 12’ el turno fue para Javi Flores. En la primera evitó el gol Leandro con una buena intervención y en la segunda, tras hacer un caño al defensa dentro del área y recortar al cancerbero, el disparo forzado de Flores no encontró portería.

Foto Pepe Valero

Foto Pepe Valero

Por parte de la Cultural hubo que esperar hasta el 33’ para ver su primer acercamiento a las inmediaciones de Fernando. Lo hizo a través de Orodea, cuyo chut salió cerca del palo derecho. La respuesta del Real Murcia no se hizo esperar y en la siguiente acción de ataque Garmendia tuvo el 1-0 en sus botas. Cuando el vasco se disponía a mandar el balón a gol apareció la defensa y el portero visitante para evitarlo. No se iba a cansar de intentarlo el equipo dirigido por Aira, que en los instantes previos al descanso mandó el esférico a la madera tras un disparo de Isi.

En el segundo tiempo la dinámica del control grana se mantuvo aunque no con tanta claridad en la elaboración. Y eso que pronto se pondría de cara el partido con la expulsión de Santi Santos por agarrar a Carlos Álvarez cuando el asturiano se plantaba solo ante Leandro. Sería Álvarez el que estuviese presente en tres de las acciones de ataque en este periodo. Dos de ellas fueron consecutivas, dos chut. Uno lo repelió la defensa cuando iba dirección portería y el segundo se fue alto. La otra, un centro de Pumar que no pudo dirigir a entre los tres palos.
En la recta final hizo acto de presencia la precipitación e hizo las cosas más difíciles, por lo que fue imposible hacer el tanto del triunfo. El Murcia deberá esperar ahora a su próximo partido ante el Guijuelo para asegurar la clasificación como segundo de grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.