El Real Murcia vuelve a sonreír en la segunda mitad ante el Avilés (3-0)

El Real Murcia, tras cuatro jornadas consecutivas en las que sólo sumó dos puntos sobre los doce en juego, acabó con su racha negativa superando al Avilés en Nueva Condomina por 3-0. El partido lo ha afrontado el cuadro grana con sorpresas en el once inicial ya que José Manuel Aira apostó por Garmendía, tras muchas jornadas sin actuar, colocó a Víctor Ruiz en el lateral izquierdo, retornó al once Isi, tras la lesión que le impidió jugar el pasado fin de semana en Gijón. A esto hay que unir que Armando, Arturo y Pumar se quedaron en el banquillo mientras que Gerard Oliva se quedó fuera de la convocatoria. El recientemente incorporado Álvaro Rey, con problemas físicas durante la semana, no ha entrado en la convocatoria. La primera mitad dejó muchas dudas ya que los porteros de ambos conjuntos fueron prácticamente espectadores ya que murcianos y asturianos no dispararon entre los tres palos. Los poco más de 6200 aficionados que acudieron, entre bostezos, vieron como los jugadores se marchaban al vestuario sin haber mostrado absolutamente nada.En alguna fase de estos 45 minutos el público mostró, con pitidos, mostró su malestar por el juego de los granas.

????????????????????????????????????????????????????????????????????

La cara cambió en la segunda mitad

El Murcia de la segunda parte parecía más vivo, salió cargado de energía. Tras varios intentos fallidos por llegar al área de Alejandro, Isi remató de cabeza por encima del larguero. Los pitos de la primera parte se convirtieron en aplausos cuando Isi se volvió a acercar al gol unos segundos más tarde. Pero el Murcia no estaba fino, se mostraba desidioso. Justo cuando volvieron a arreciar los pitos, un centro de Jairo lo remató Isi de cabeza al fondo de la red. Los dos extremos del Murcia calentaron el partido con otra jugada, dos minutos después del gol, a la que el ciezano no llegó por unos centímetros. El equipo de Aira necesitaba espantar las dudas con más goles, justo lo que hizo unos minutos más tarde Acciari al materializar su octava diana de la temporada, gracias a un centro medido de Javi Flores que rompió la defensa en línea del Avilés. El escenario era el idóneo para que el Murcia se gustara y cerrara la jornada con una goleada.

Foto Pepe Valero

Foto Pepe Valero

El Real Murcia comenzó a sonreír con la llegada de los goles y las caras cambiaron por completo tanto en jugadores como en la afición. Javi Flores se desesperaba tras culminar con un disparo alto desde el punto de penalti otro contragolpe grana iniciado por él mismo. Hasta que llegó la genialidad del cordobés con el que se resarcía de todos los errores anteriores. Una falta escorada la metió por la escuadra sorprendiendo a Alejandro. Si el Real Murcia hubiera tenido más acierto el partido hubiera llegado al final con cuatro o cinco goles de ventaja. El cuadro grana está más cerca de sentenciar el segundo puesto en la liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.