UCAM CB Murcia se convierte en un juguete en manos de Obradoiro (104-52)

UCAM CB Murcia, tras dos grandes actuaciones en las últimas semanas ante Sevilla y Bilbao Básket, ha dado un paso atrás en Santiago de Compostela ante Obradoiro. El conjunto de Diego Ocampo ha ofrecido su peor imagen de la temporada y se ha convertido en un juguete en manos del conjunto de Moncho Fernández que ha superado en todos los aspectos de juego a los universitarios.
El equipo murciano viajaba a tierras gallegas con un balance positivo desde que finalizó la Copa del Rey. Dos victorias claras con un juego fluido y mucha intensidad. Todo lo contrario que los locales. El Río Natura Monbus, no pasaba por su mejor momento y afrontaba este encuentro con la necesidad de ganarlo para no descolgarse excesivamente de los ocho primeros puestos.
Mal inicio del conjunto universitario. En los primeros minutos, aunque defendieron duros los primeros ataques del Río Natura Monbus, ofensivamente no se encontraban soluciones. Enseguida los locales se aprovecharon del bonus murciano, para abrir un primer parcial de 11-3 que Ocampo tuvo que parar con un tiempo muerto. Aún así, el marcador se puso más cómodo para los gallegos con una máxima de 13 (18-25). Antelo y Rojas ayudaron a reducir esa desventaja, junto con la buena dirección de Carlos Cabezas. Un parcial de 0-8 dejó el marcador en 18-13 al final del primer cuarto.

Lee ante Obradoiro

Un tanteo bajo para comenzar, que cambió radicalmente en el periodo siguiente. Pese a que el juego del UCAM Murcia no fluía con claridad, Cabezas se echó a su equipo a la espalda para meterlo en el partido. El malagueño anotó tres triples de forma consecutiva que por parte contraria contrarrestaba Wacinsky, para volver el partido loco. Como ocurriera en el primer periodo, el conjunto murciano sufrió un gran número de faltas sancionadas. A esto se le sumó el debe en el rebote. La intensidad del Obradoiro era superior. Este cúmulo de circunstancias, desembocó en un 42-34 al descanso.
Lejos de mejorar, en la reanudación el equipo universitario mostró su peor versión. Con poco acierto y muchas dudas en ataque, sumado a una serie de imprecisiones y errores defensivos. Un parcial de 31-8 para olvidar que terminó de sacar a los de Ocampo del partido. Uno de los peores periodos de la temporada que finalizó con un resultado de 73-42. Practicamente insalvable.
La intensidad no regresó en los jugadores murcianos tampoco en el último periodo. Los locales seguían enchufados y anotaban con mucha facilidad. Diego Ocampo le dio minutos a Alberto Martín. Pero el marcador era otra historia. Finalmente se perdió por 104-52.
Después del partido los jugadores y técnicos han asumido sus culpas por lo sucedido y tanto en la rueda de prensa posterior como en las redes sociales han lanzado mensajes pidiendo disculpas a la afición y al presidente e incluso el capitán, José Ángel Antelo, ha clasificado de «vergüenza» lo sucedido y la intención de trabajar a lo largo de la semana para recuperarse de lo sucedido en el partido del domingo ante el Real Madrid, en el Palacio de los Deportes de Murcia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.