Los capitanes de UCAM CB Murcia piden perdón y hacer borrón y cuenta nueva

Los capitanes del UCAM Murcia CB, José Ángel Antelo y Thomas Kelati, han comparecido voluntariamente en rueda de prensa tras la dura errota cosechada el pasado sábado en Santiago, frente a Río Natura Monbús Obradoiro.
El alero norteamericano ha asegurado que fue “un duro golpe. Tras el partido, en el vestuario, estábamos todos en shock. Quiero pedir perdón a los fans, al Presidente, José Luis Mendoza, y a la UCAM. Todos los días, cuando saltamos a la pista, tenemos que saber que no jugamos por el nombre que sale detrás de la camiseta, sino por el que sale delante”. Del mismo modo, Kelati ha pedido “la ayuda de todos nuestros aficionados para levantarnos de este golpe. Tenemos un calendario difícil, pero vamos a dar lo mejor que tenemos cada uno”.

Foto Miriam Cantos

Foto Miriam Cantos

José Ángel Antelo, por su parte, también ha entonado el ‘mea culpa’ por el partido contra Obradoiro. “En lo particular y en lo colectivo ha sido muy duro. Se puede ganar o perder, pero nunca de esta manera. Sufrimos un bloqueo mental, una frustración continua, ellos metían todo, nosotros no metíamos nada… y el marcador se disparó. Tenemos que pedir perdón a los aficionados, a la UCAM y a nuestro Presidente. Tenemos que seguir unidos, juntos, es momento de ser más compañeros que nunca y tirar para arriba”, ha comentado el gallego.
Del mismo modo, Antelo ha incidido en que “estamos avergonzados por lo que hicimos el sábado. Este año, el equipo siempre ha dado la cara y tenemos que hacer borrón y cuenta nueva”. El de Noia también ha querido recordar que el Presidente “está siempre con nosotros. Su obsesión es que el equipo gane y que la masa social siga creciendo”.
Tras la comparecencia, tanto José Ángel Antelo como Thomas Kelati han asegurado que “ahora toca pensar en el Real Madrid Baloncesto, partido en el que lo vamos a dar todo”, han finalizado.

Reunión de tres horas

Jugadores y técnicos del conjunto universitario han mantenido esta mañana una reunión, de tres horas, en la que se ha visionado el partido ante Obradoiro y se ha adoptado la determinación de aprender de lo sucedido en tierras gallegas y a partir del martes hablar sólo del encuentro del próximo domingo ante el Real Madrid.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.