El Real Murcia sufre ante el colista y logra la tercera victoria consecutiva (2-1)

El Real Murcia ha sumado su tercera victoria consecutiva y de esta forma mantiene la línea de regularidad de las últimas semanas. El partido, teóricamente cómodo, se ha resuelto gracias a los goles de Javi Flores, el mejor del partido, y Acciari, que bate su récord goleador en una temporada. El cuadro grana ha sido superior a un rival que llegó a Nueva Condomina a defenderse y sólo reaccionó tras el segundo tanto local e incluso tuvo sus opciones al final y acabó sufriendo en exceso frente al colista del grupo. El triunfo se suma a los traspiés del Real Oviedo, líder de la competición, y de CD Guijuelo, UD Logroñés y RC Ferrol, inmediatos perseguidores del equipo grana en la pelea por las eliminatorias de ascenso. El cuadro de Aira se queda a seis puntos del líder y tiene esa misma distancia de puntos sobre el quinto clasificado, Rácing de Ferrol.

Acciari marcó su sexto gol. Foto Pepe Valero

Acciari marcó su sexto gol. Foto Pepe Valero

En el primer acto no dispusimos de claras ocasiones de gol a excepción de la de Rubén Sánchez antes de llegar al minuto uno. El remate del manchego, dentro del área pequeña pero escorado, se marchó alto por muy poco. Eso sí, conseguimos tres goles aunque únicamente uno ‘sirvió’ ya que el colegiado anuló dos, el de Arturo y el de Acciari. Subió al marcador el de Javi Flores, cuyo centro cerrado no tocó nadie y se introdujo en la meta de Ponzo en el 39’ de partido.

Tras el descanso el Real Murcia metió una marcha más el encuentro y eso se tradujo en oportunidades para aumentar la renta. En un minuto gozamos de dos pero el gol no quiso aparecer. Lo intentó Javi Flores con un disparo al palo largo del portero pero un defensa desvió el esférico a saque de esquina. En la acción del córner el balón cayó a los pies de Jaume, que centró raso y fuerte pero no llegaron en boca de gol ni Gerard Oliva ni Prieto. En el 69’ apareció y lo hizo con Acciari como protagonista. El argentino puso el 2-0 al finalizar una jugada ensayada y nos otorgaba esa tranquilidad que se esfumaría de repente.

Sin apuros estuvimos hasta el 74’, cuando tuvo que intervenir por primera vez Iván Crespo. Lo hizo de manera espectacular para enviar a saque de esquina un potente disparo de Guaya, que se encaminaba a la escuadra. Un minuto después, en una acción en la que posiblemente hubiese falta a Jose Martínez, marcó el Club Marino por medio de Omar. Éste aprovechó un pase atrás de Abraham, que para irse de Jose le pudo hacer falta.

Gerard Oliva. Foto Pepe Valero

Gerard Oliva. Foto Pepe Valero

Con 2-1 en el marcador la clave estuvo en la posesión de balón. Siguió siendo del Real Murcia al igual que las oportunidades. Se pudo romper definitivamente el choque en el 78’, pero lo evitaron Ponzo y un defensa de manera consecutiva. El portero a disparo de Carrillo y su compañero, al que Gerard Oliva le robó bien la cartera, desde el suelo desviando el chut del catalán.

Y como son las cosas que en la prolongación, en cuatro minutos, el Club Marino tuvo dos acciones para el empate. La primera un balón colgado que se paseó por el área sin que lo tocase ni la zaga ni el delantero, tampoco Iván Crespo, y después un disparo de Espolita que salió rozando la madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.